Avisail García conecta dos jonrones en paliza 11-1 sobre Cleveland

El domingo,los Cerveceros de Milwaukee conectaron batazos de todos los calibres para apalear a los Indios de Cleveland y Avisail García deslumbró con su demostración de poder en el Progressive Field.

Loading...
Avisail
FOTO: REFERENCIAL

El jardinero sacó dos pelotas: en el tercer inning, contra Aaron Civale, y en el octavo, ante Bryan Shaw.

La primera salió de su bate a 116,7 millas por hora para convertirse en el jonrón conectado con mayor reciedumbre por un pelotero de los lupulosos desde 2015, cuando Statcast comenzó a realizar esas mediaciones. La segunda recorrió 464 pies hasta aterrizar más allá de la mitad de las gradas del jardín izquierdo. Una distancia que le convirtió en el batazo más largo de un toletero de Milwaukee en lo que va de temporada.

Kolten Wong, quien también sacudió dos vuelacercas en el desafío, aseguró que quedó impresionado con los estacazos de García, en especial el de la octava entrada.

"Pienso que, probablemente, debe estar en Detroit (donde jugarán los Cerveceros a partir del martes) en este instante", bromeó Wong. "Escuché que es un vuelo de aproximadamente 20 minutos, por lo que probablemente (la pelota) haya recorrido la misma distancia".

Ese obús al que se refirió Wong, salió del bate del venezolano a 113,2 millas por hora y, de acuerdo con, Sarah Langs, analista de MLB.com, convirtió a García en apenas el séptimo toletero con múltiples jonrones de 113 mph o más en un juego, a partir de 2015. Los otros son Giancarlo Stanton, Aaron Judge, Nelson Cruz, Bryce Harper, Fernando Tatis Jr. y Matt Davidson.

Acompañaron a Avisail

Milwaukee también contó con los bates de los criollos Eduardo Escobar y Manny Piña. Escobar pegó sencillo impulsor en el segundo inning y en la sexta conectó rodado por tercera que trajo a casa a Piña, mientras que el receptor pegó un hit en la segunda entrada que impulsó una carrera y un jonrón de dos carreras en la tercera.

Otro venezolano de gran actuación a la ofensiva este domingo fue Wilmer Flores, quien regresó de la lista de lesionados para conectar jonrón e impulsar tres anotaciones en la victoria de los Gigantes de San Francisco 6-5 sobre los Cachorros de Chicago.

Flores elevó a 18 sus cuadrangulares, lo que iguala su tope personal, establecido en 2017 cuando vestía el uniforme de los Mets de Nueva York.

El valenciano, de 30 años de edad, conectó un sencillo impulsor en el segundo inning que colocó el marcador 2-0. Luego, en el quinto, sacó la bola con un corredor en circulación, que alejó la pizarra 5-2. Ambos batazos los produjo contra el zurdo novato Justin Steele.

Flores se había perdido nueve desafíos debido a una a una distensión en la corva izquierda, desde el 1° de septiembre, y se encontraba en San Francisco, esperando ser activado desde el lunes para la próxima estadía de los Gigantes en el Oracle Park, pero el manager Gabe Kapler pensó que era mejor tenerlo disponible el domingo.

AVN

Loading...