Queso llanero nuevamente sale de la mesa de los ribenses

Rellenar las deliciosas empanadas, las tradicionales arepas o simplemente comerse un platillo de pasta con el respectivo queso llanero rallado, al parecer ha quedado en un segundo plano para los habitantes del municipio Ribas, pues su costo cada vez lo aleja más de sus mesas y en muchas ocasiones no les queda otra alternativa, que sacarlo de su lista de compras.

Loading...

A través de una visita realizada por varios locales destinados al expendio de este lácteo en el centro de La Victoria, se pudo corroborar que mantiene precios por encina de los 15 millones.

Estas cifras han logrado que más de uno "pegue el grito al cielo" y se pregunte, para cuándo la detención de los precios, o exclamen si la reconversión ayudará, esto luego de que hace algunas semanas se diera a conocer esta información por parte del Ejecutivo nacional.

"En una semana el queso ha subido más de dos millones de bolívares, eso me parece un abuso, porque las personas no contamos con el dinero necesario para poder costear estos productos. Hace un tiempo estaba accesible, pero nuevamente hay un alza y muchos quedamos de manos atadas. Esperemos que la supuesta reconversión traiga consigo por lo menos la detención de los costos que exhiben los comerciantes, porque nos están desangrando los bolsillos", precisó Ana María Cañas.

Natu Sánchez agregó: "Los queseros de aquí están jugando con nosotros con esos precios, porque está lloviendo para el llano y cuando eso pasa el producto baja. De verdad las personas piensan que uno el comprador es ignorante y quieren prácticamente estafarnos. Yo ya dejé de comprarlo hasta que nuevamente lo bajen y si acaso".

De la misma forma, Carmen Arbeláez expresó: "Comer queso ya representa demasiado gasto, para todo lo que las personas debemos invertir. Nos están cobrando al precio de las divisas, como si nosotros ganáramos en dólares. Es necesario que se comience a sancionar o que nosotros mismos tomemos la iniciativa de no comprar a ver si bajan los precios como ha sucedido ya con los productos cárnicos".

Por su parte, Karina González dijo: "El queso es un ingrediente primordial, pero yo no lo como desde hace como un mes, la única forma que compre un poquito es cuando cobro mi pensión y sin embargo a veces lo dejo a un lado porque hay otras prioridades, es una verdadera lástima".

Ahora bien, en la senda investigativa también se conoció que una de las opciones que están tomando los ribenses para conseguir queso más económico y que el mismo rinda lo suficiente, además de las porciones de los supermercados, es comprarlo rayado, ya que según pueden adquirirlo por pequeñas cantidades y ya está directo para servir.

Para finalizar, muchas personas se preguntan qué terminarán comiendo en dos o tres años más, si los precios continúan incrementándose de esta forma tan descontrolada y continua.

"Terminaremos comiendo cable, porque como vamos ya uno ni sabe. Yo espero y tengo la esperanza que en octubre con las nuevas medidas algo pase, para que así nos alcance el sueldito para por lo menos comer sabroso", puntualizó Mireya Ríos.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...