Asesinaron a costurero de un disparo

Fue localizado el cadáver abaleado de un ciudadano de nacionalidad colombiana, radicado en San Antonio del Táchira, municipio Bolívar, que se encontraba desaparecido desde la noche del 6 de agosto.

Loading...

Jhonny Eduardo Buitrón Zapata, colombiano

El cuerpo de Jhonny Eduardo Buitrón Zapata, de 39 años de edad, natural de Cali, Colombia, fue localizado en la trocha Los Mangos, que comunica a San Antonio del Táchira con La Parada, Norte de Santander, concretamente en la parte posterior de la sede de Migración Colombia. Le apreciaron cuatro balazos en la cabeza.

Autoridades colombianas, que fueron notificadas del hallazgo, se encargaron del levantamiento y traslado del cadáver a las instalaciones de Medicina Legal, en Cúcuta, para la autopsia de ley e identificación plena, aunque para cuando estas arribaron al sitio, ya sus familiares lo habían reconocido e identificado.

Incluso, por respeto, lo cubrieron con una sábana, mientras llegaban las autoridades.

Pese a que vecinos de esa zona de frontera manifestaron haber escuchado algunas detonaciones, rastros de sangre detectados por la policía del vecino país sugirieron que Buitrón fue asesinado muy cerca de la raya limítrofe, en el municipio Bolívar, y luego trasladaron su cadáver a territorio colombiano.

Los funcionarios observaron un rastro de sangre de unos 250 metros, que terminaba en el río, razón por la cual la hipótesis de que arrastraron el cuerpo de un país a otro tomó fuerza, concluyendo que donde lo hallaron, sencillamente, fue el sitio de liberación.

Además, los peritos forenses no incautaron conchas de bala cerca del cadáver; de hecho, tampoco sangre abundante, como para pensar que esa era la escena primaria del crimen.

Buitrón Zapata estaba residenciado en la invasión Che Guevara, en San Antonio del Táchira, trabajaba en una empresa textil que confecciona pantalones jeans, en Cúcuta; y de acuerdo con su familia, todos los días cruzaba hacia el vecino país, por esa trocha, para llegar a su trabajo.

Familiares que acudieron a Medicina Legal para reclamar el cadáver dijeron que a Buitrón se lo llevaron por la fuerza, de su casa, el día que desapareció, sin dar mayores detalles.

Aunque no lo manifestaron abiertamente, por la forma en que se lo llevaron, todo hace presumir que fue alguno de los grupos subversivos o de delincuencia común organizada que operan en esa zona, que por motivos desconocidos no solo lo secuestraron por más de 15 días, sino que lo asesinaron. La víctima dejó huérfanos de padre a dos niños de corta edad.

Caracas

Loading...