Colas para surtir gasolina siguen "vivas" en La Victoria

Los inconvenientes para surtir combustible en la ciudad de La Victoria, municipio Ribas, siguen agudizándose, lo que causa malestar en los conductores, quienes deben pasar incontables horas y hasta días, para poder surtir sus vehículos y de esa forma poder realizar sus diligencias a bordo de sus medios de transporte.

Loading...
Los conductores apartan sus espacios con cualquier objeto

Según los conductores de esta parte del estado Aragua, llenar sus tanques con nafta se ha convertido en una completa "tortura", ya que deben pernoctar en sus automóviles, bajo el sol, la lluvia y hasta sin comer bien, en las afueras de las estaciones de servicio, sean subsidiadas o de cancelación en divisas, para tener la oportunidad de llenar y por algunos días transportarse con normalidad.

En este sentido, los ciudadanos que se encontraban en las colas, comentaron que este inconveniente por el que atraviesan, no sólo el municipio Ribas, sino en toda Venezuela, desde hace algún tiempo, no tiene distinción de raza, credo, ni distinción social, puesto que todos por igual deben pasar sus penurias.

"Estoy en cola desde el lunes a las 10:00 de la noche y hasta el día de hoy no he logrado poner gasolina, he dormido, comido y todo aquí dentro de mi carro. Menos mal que los venezolanos somos solidarios y en conjunto los que van delante de mí y atrás, nos hemos unido para cuidar el puesto, mientras los otros van a bañarse y hacer algunas cosas importantes", mencionó Ricardo Martínez, habitante de Las Mercedes.

Del mismo modo, Carlos Materán agregó: "De verdad que esta situación es insostenible, uno debe dejar de trabajar y hacer sus cosas, para poder surtir el carro con gasolina, uno viene y sabe cuando llega, pero no cuando se va. Yo pensé que se medio había solucionado por lo menos aquí en La Victoria, porque hace algunos meses todo transcurría con normalidad, dentro de lo que cabe, pero de verdad que fue alegría de tísico. Yo por lo menos vengo de La Ceiba vía a La Colonia y tengo que prácticamente vivir aquí".

Por su parte, Iraima Arismendi dijo: "Yo normalmente hago cola es en la estación de servicio donde pago con dólares, pero aquí también la situación es terrible, porque hay días que no llega el combustible y uno debe quedarse, porque no hay opción. No obstante, hay momentos en los que me veo con los pelos de punta, porque no consigo sencillo de dólares y tengo que parirlos, porque no hay flexibilidad para cancelar al cambio, ni tampoco vuelto".

En resumidas cuentas, los ribenses esperan que este problema se solucione de una vez y por todas, para de esa forma mantener un nivel de vida más tranquilo, con respecto a este aspecto.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...