Tatis pega su jonrón 33, García el 26, y Cabrera sigue estancado en 499

El dominicano Fernando Tatis Jr., brilló con un swing de lujo al pegar dos cuadrangulares, que lo mantienen en la competencia por el mejor jonronero de las Grandes Ligas en su vuelta a la competición tras superar una lesión muscular.

Loading...
Tatis
Foto: Referencial

En el trabajo de la serpentina, el abridor venezolano Eduardo Rodríguez nuevamente salió dominante y volvió a silenciar a los Orioles de Baltimore.

Mientras que el guardabosques cubano Adolis García, conectó su vuelacercas número 26, que lo mantiene líder jonronero entre los peloteros novatos, y el experimentado venezolano Miguel Cabrera estuvo en blanco y no pudo pegar el cuadrangular 500 como profesional.

Tatis Jr., conectó par de cuadrangulares para llegar a 33 en la temporada y los Padres de San Diego derrotaron 8-2 a los Diamondbacks de Arizona.

Con sus dos jonrones, Tatis Jr., (33) intenta permanecer en la competencia por el mejor jonronero de las Grandes Ligas.

Tatis Jr., es tercero en la lista de los mejores jonroneros detrás del japonés de los Angelinos de Los Ángeles, Shohei Ohtani, que suma 39, y del dominicano de los Azulejos de Toronto, Vladimir Guerrero Jr., que tiene 35.

El toletero dominicano, que no pegaba vuelacercas desde el martes contra los Atléticos de Oakland en juego de serie interligas, esta vez castigó con dos a los Diamondbacks.

En el tercer episodio mandó la pelota a la calle con toletazo que voló 418 pies sobre la barda del jardín izquierdo.

El dominicano volvió a desaparecer la pelota del campo con bambinazo de 382 pies, nuevamente por el jardín izquierdo, en la quinta entrada, sin corredores en circulación.

Tatis Jr., conectó sus dos jonrones sobre los lanzamientos del abridor Zac Gallen.

Rodríguez nuevamente salió dominante y los Medias Rojas de Boston completaron "barrida" en la serie de tres al derrotar 6-2 a los Orioles, que llegaron a 11 derrotas consecutivas.

Rodríguez (9-6) lanzó seis sólidos episodios, permitió seis imparables, una carrera, dio tres pasaportes y retiró a seis bateadores por la vía del ponche.

El lanzador venezolano realizó 83 lanzamientos, de los cuales 55 viajaron a la zona del strike contra 23 bateadores, y cuando descendió de la lomita dejó en 4,97 su promedio de efectividad.

Rodríguez permitió una carrera sucia en la primera entrada y tres sencillos, ponchando a seis y caminando tres en seis entradas. En sus últimas 12 apariciones contra Baltimore, tiene marca de 9-0 con efectividad de 1.81.

El zurdo de 28 años fue contratado originalmente por los Orioles en 2010 antes de ser transferido a Boston cuatro años después.

García se voló la barda y los Vigilantes de Texas vencieron 7-4 a los Atléticos de Oakland.

El líder de jonrones novatos de Grandes Ligas, García, conectó su vuelacercas número 26.

García botó la pelota al otro lado de la barda en el tercer episodio al cazar los lanzamientos del abridor Sean Manaea, sin corredores por delante, sin outs en la entrada.

El abridor Triston McKenzie retiró a los primeros 23 bateadores en orden antes de que el parador en corto venezolano Harold Castro conectara sencillo con dos outs en la octava entrada y los Indios Cleveland blanquearon 11-0 a los Tigres de Detroit, para quienes Cabrera sigue sin conectar su jonrón número 500 en su carrera.

McKenzie, de 24 años, sorprendió a los 25.684 espectadores del "Comerica Park" con la esperanza de ver el cuadrangular número 500 de Cabrera, en cambio, lo ovacionaron de pie después del hit de Castro y otra vez después de que terminó la entrada con su décimo primer ponche.

El parador en corto dominicano Amed Rosario pegó dos veces en tres viajes a la caja de bateo y terminó con tres carreras remolcadas y una anotada.

Su compatriota el antesalista José Ramírez tuvo exactamente los mismos números de Rosario, terminando con tres anotaciones impulsadas y llegó una vez a la registradora.

Por los Tigres, Cabrera estuvo tres veces en la caja de bateo, pero no logró contacto en ninguna ocasión con la pelota.

Cabrera suma 499 jonrones de por vida, por lo que se encuentra a sólo uno de llegar a los 500 en su carrera.

Pero el venezolano no ha podido empalmar vuelacercas desde el miércoles, cuando castigó con bambinazo de vuelta completa a los Orioles de Baltimore.

El sábado, en sus oportunidades al bate, la afición lo abucheó luego de que no pudo sacar la pelota del campo.

EFE

Loading...