"Pescadazo" frente al Congreso argentino

 Un grupo de pescadores artesanales organizó este miércoles un "pescadazo" frente al Congreso argentino, debido a la crisis que atraviesa el sector por la histórica bajada del río Paraná y por el agravamiento de la crisis económica en el país suramericano.

Loading...

Este "pescadazo", convocado por distintas cooperativas nucleadas en torno al Movimiento Popular La Dignidad, consistió en la venta de diversos ejemplares de pescado de río a "precios populares", a razón de unos 150 pesos (1,55 dólares) por kilogramo.

Asimismo, los pescadores reclamaron acciones concretas para paliar la crisis en el sector, como la aprobación de un "subsidio vital y móvil" para los pescadores.

"El Gobierno nacional decretó una emergencia hídrica por la bajante del río Paraná y no nos dio ninguna solución a los trabajadores del río en el tema económico", señaló a Efe José Ramírez, presidente de la cooperativa de trabajadores del río de Villa Constitución, un municipio fluvial de la provincia de Santa Fe (este).

Según este pescador, hace dos meses los trabajadores del río capturaban unos 300 kilogramos de pescado diarios, pero hoy esa cifra se redujo drásticamente y ahora pescan tan solo entre 30 y 40 kilogramos cada día.

"Llevo pescando toda la vida y nunca vi una bajada así", aseveró Ramírez, agregando que para salir a pescar él y sus compañeros tienen que caminar "tres o cuatro kilómetros" para entrar al río.

"Estamos hablando de entre 20.000 y 30.000 familias que dependen de toda la cuenca pesquera", afirmó.

Según un reciente informe del Servicio Meteorológico Nacional de Argentina, el 75 % del área de la cuenca del Paraná está afectada por sequías moderadas o excepcionales, lo que equivale a unas 70 millones de hectáreas de superficie.

Esto se debe a la escasez de precipitaciones en la cuenca que alimenta al Paraná en Brasil, por lo que el río atraviesa una bajada histórica, con niveles no registrados desde 1944.

De acuerdo con el organismo oficial, el pronóstico para el trimestre agosto-octubre de este año es de una "mayor probabilidad de ocurrencia de precipitación inferior a la normal" en el sur de la región del Litoral (noreste de Argentina) y en el este de la provincia de Buenos Aires.

Para los trimestres subsiguientes, hasta enero de 2022, los pronósticos coinciden en mantener mayores probabilidades de ocurrencia de precipitaciones inferiores a lo normal en esas zonas, mientras que para la naciente del río Paraná los modelos pronostican mayor probabilidad de ocurrencia de precipitaciones superiores a lo normal.

EFE

Loading...