Asesinaron a una joven madre y la metieron en un congelador

La presencia de uniformados policiales, cerca de las dos de la tarde del jueves, puso en alerta a los habitantes de la improvisada comunidad Ciudad Bendita en El Mácaro, en el municipio Santiago Mariño del estado Aragua. Algo estaba ocurriendo en la calle 7, específicamente en la vivienda número 167, y con la llegada de funcionarios del Cicpc la situación cobró mayor incertidumbre entre los habitantes que no dejaban de preguntarse entre ellos ¿qué está pasando dentro de la casa de Ana?

Loading...

Las investigaciones para resolver este femicidio están en manos del CICPC

Unas dos horas después las interrogantes terminaron en el lugar, cuando los representantes de los diferentes cuerpos de seguridad sacaban de la vivienda un congelador. Rápidamente se corrió la voz que dentro iba el cadáver de una persona y se presumía era de una mujer.

En esta vivienda, ubicada en Ciudad Bendita vivía Ana Gabriela, joven asesinada

La única respuesta sobre lo que estaba ocurriendo se hizo saber inmediatamente por parte de un vecino, quien con pesar manifestó que Ana fue asesinada y su cuerpo lo metieron dentro del congelador.

Consternación ocasionó la noticia entre vecinos. Ninguno tenía explicación de lo qué había pasado, ni cuándo, puntualizando que la muchacha era una mujer tranquila, cariñosa y con muchas ganas de guiar a su pequeño hijo de cuatro años de edad hasta donde se lo permitiera "Dios, Todopoderoso".

Afligidos por lo que conocieron, algunos habitantes del lugar señalaban "si parece raro que ella no se había visto ni en su casa, ni por otras parte de aquí; la última vez que se dejó ver fue en febrero, los primeros días, que según iba a Caracas, llevaba unos morrales, ella iba y venía mucho a la Capital".

La vivienda 167 de Ciudad Bendita fue clausurada por averiguaciones de la policía científica como una forma de resolver este hecho, que por el momento ha sido declarado como femicidio.

LAS AVERIGUACIONES

Lo ocurrido en la calle 7 de Ciudad Bendita fue confirmado por un vocero del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. "Lamentablemente tenemos un crimen en esa localidad. La victima respondía al nombre de Ana Gabriela Medina Blanco, de 19 años de edad, de oficio ama de casa y madre de un niño. Estaba separada del padre del pequeño y al parecer tenía una relación amorosa con una persona de la ciudad de Caracas. Apenas se están iniciando las labores de investigaciones", apuntó.

Explicó que de acuerdo a testimonios de vecinos, la joven era muy conocida -llegó a ese sector cuando tenía cuatro años de edad. "De un día para otro dejaron de verla, pero al parecer, como iba mucho a Caracas no le dieron importancia, aunque algunos dicen que tuvieron la preocupación porque era extraño en ella, ya que sus ausencias no eran dilatadas", acotó.

Hay coincidencias en versiones, dijo, que Ana Gabriela no era vista desde el mes de febrero. "Pese a que no la veían, nadie interpuso una denuncia ante los órganos policiales de la región. Cabe destacar que esta ciudadana tiene unas hermanas que están fuera del país, es decir, sus más familiares más cercanos están lejos", añadió.

El vocero precisó que a través de las evaluaciones forenses determinarán la data de la muerte de la joven. "El cuerpo no tenía ropa y presentaba heridas punzo penetrantes. A esta persona la asesinaron y luego la metieron en el congelador", mencionó, aseverando que por el momento no tienen sospechoso (o sospechosos) de este femicidio.

Dentro del congelador, el cuerpo estaba maniatado y en posición fetal; la cabeza entre sus piernas y los brazos cruzados en forma de "equis".

EL HALLAZGO

Se pudo conocer que la expareja de Medina Blanco fue quien descubrió lo que estaba en el congelador.

El ciudadano, del que se desconoce su identidad, se acercó hasta la casa de Ana Gabriela, con la necesidad de ubicar un documento. Él estaba al tanto de la ausencia de la muchacha, ya que en ocasiones se acercó a buscarla pero nunca la encontró y los vecinos le argumentaban que ella no había regresado.

La expareja decidió ingresar a la vivienda, pero tomó mayor determinación por el hedor que se desprendía desde el interior de la vivienda. Ingresó a la casa y el olor era mucho más desagradable. Comenzó a buscar en varios lugares de la casa y posteriormente decidió ir a la cocina, consiguiendo dentro del congelador lo que nunca había imaginado; se encontraba, totalmente doblado, el cuerpo de una mujer.

Inmediatamente llamó a las autoridades policiales quienes se hicieron presentes de inmediato.

Cabe destacar que la expareja de Ana Gabriela cuida del niño como un acuerdo entre ambos, mientras ella se recuperaba (paciente Covid-19) desde finales del año 2020; su madre falleció por complicaciones del virus en agosto pasado.

¿QUIÉN FUE?

Por el momento en el CICPC hay mucho hermetismo sobre algún sospechoso o sospechosos por este caso. Los vecinos aseguran que Ana Gabriela llevaba una cordial relación de amistad con el padre de su hijo y afirmaron que cambió mucho desde que comenzó el nuevo noviazgo con un hombre de Caracas.

"No queremos levantar falsos testimonios, pero es importante que la policía descubra al asesino de la muchacha. Esto es una pesadilla, ella, siendo muy joven era muy madura, cariñosa, dada a ayudar sin pedir nada a cambio, era linda, pero manos cobardes acabaron con su vida. La justicia del hombre tiene que aparecer, porque esto no tiene nombre, fue desalmado, pensado. La chica no mereció esto", señalaron algunos vecinos de la calle 7 de Ciudad Bendita.

HBRI -elsiglo
fotos: Joel Zapata

Loading...