Hermanos Mestre cumplieron en Tokio

Los hermanos Alberto Jr y Alfonso Mestre nadaron juntos este 27 de julio en el Centro Acuático de Tokio, honrando así el legado histórico de su padre, el dos veces olímpico Alberto (Moscú 1980 y Los Ángeles 1984).

Loading...
Hermanos Mestre
Foto: Referencial

El mayor de la dinastía, Albert Jr, fue cuarto en su serie de los 100m libres con tiempo de 49.44, tiempo que le sirvió para sumar confianza de cara a la prueba de los 50m libres, que nadará el próximo viernes 30 de julio, junto a Jeserik Pinto.

Alfonso, el atleta más joven de la delegación (19 años), cerró en el segundo puesto de su heat eliminatorio en los 800m libres con tiempo de 7:52.07 y culminó en el puesto 15 de la competencia.

Alfonso, el menor de la dinastía, se roba las miradas de los entendidos de la natación por su violenta evolución, pues hace un año no aparecía en los registros del ranking mundial, y ahora, siendo el atleta más jóven de la delegación, ascendió de forma vertiginosa en la clasificación absoluta de la Federación Internacional (FINA), gracias a sus 03:47.14 agenciados en las eliminatorias olímpicas de los 400m libres, que derivaron en nuevo récord venezolano y el primer lugar de su heat en su debut en los presentes Juegos de la capital nipona.

“Después de haber nadado los 400m no puedo esperar por nadar el 800m, que es mi prueba fuerte y en la que realmente clasifiqué. Estoy muy feliz por mi tiempo, por las sensaciones que tengo y sobre todo por la oportunidad de estar aquí con mi hermano”.

Foto: Referencial

Legado de Alberto Mestre padre

Alberto Mestre padre es un ícono de la natación nacional, recordado por su amistad con la leyenda Rafael Vidal, y quien nadó la cita de Moscú 1980 con 15 años y 295 días, siendo en aquella oportunidad también el atleta de menos edad entre los 38 criollos presentes en la capital rusa donde el púgil Bernardo Piñango se colgó la medalla de plata en peso gallo.

“Mi papá fue a dos Juegos Olímpicos y en Los Ángeles 1984 logró dos diplomas, ahora, más de 30 años después, Alberto y yo estamos aquí en Japón, en nuestros primeros Juegos, buscando hacer más grande el apellido pero escribiendo nuestra propia historia gracias a todo lo que mi papá nos ha enseñado y ayudado con el paso de los años”, reitera Alfonso.

Por su parte, el  hermano mayor, Alberto Jr, se siente preparado para lo que será “un sueño cumplido en lo personal y familiar”. “No me cabe el orgullo en el pecho al darme cuenta  hasta dónde hemos llegado y de todo lo que nos falta por recorrer” explica el estudiante de finanzas en la Universidad de Standford.

elsiglo

Loading...