"Chinchorro" un Patrimonio Mundial de la Unesco en Chile

La Unesco decidió hoy incluir al asentamiento y la momificación artificial de la cultura Chinchorro en las zonas de Arica y Parinacota (Chile) en la Lista del Patrimonio Mundial.

Loading...
Chinchorro
FOTO: ARCHIVO

La cuadragésimo cuarta sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) aprobó la candidatura chilena, que se convierte así en la séptima entrada del país en la lista.

La sesión tiene como sede la ciudad suroriental china de Fuzhou, aunque se celebra mayoritariamente de manera virtual debido a la pandemia de la covid-19.

Los grupos Chinchorro eran originariamente cazadores que, hacia el año 7.000 antes de Cristo, se asentaron en la costa tras los cambios climáticos derivados de las últimas glaciaciones.

Según las autoridades chilenas, la cultura Chinchorro desarrolló la momificación 3.000 años antes que en Egipto, con un proceso que pasaba por descuerar el cuerpo, extraer los órganos, secarlo con brasas y rellenarlo con tierra, lana, plumas, plantas o arcilla.

Chinchorro una Momia del Arica

Más adelante, el proceso se simplificó, cubriendo el cuerpo con una capa de arena y material orgánico y, posteriormente, solamente con una máscara facial.

Los vestigios de esta civilización se han encontrado en todo el borde costero de la región de Arica y Parinacota; pero especialmente en la ciudad de Arica y la Caleta de Camarones.

Hasta hoy; Chile contaba con seis lugares reconocidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

El primero en ser incluido fue el Parque Nacional Rapa Nui, en la isla de Pascua (1995), y el último, en 2014, el Sistema vial andino Qhapaq Ñan, candidatura conjunta con Argentina, Bolivia; Colombia, Ecuador y Perú.

Entre medias prosperaron las candidaturas de las Iglesias de Chiloé (2000), el barrio histórico de la ciudad portuaria de Valparaíso (2003); las oficinas salitreras de Humberstone y Santa Laura (2005) y la ciudad minera de Sewell (2006).

EFE

Loading...