Brasil intenta dimensionar pérdidas en cosecha de café causada por heladas

El Gobierno brasileño solicitó este viernes ayuda a los caficultores para evaluar las pérdidas en la cosecha de café provocada por las heladas que afectaron la principal región productora, que ya dispararon el precio del grano en todo el mundo, debido a la dificultad para dimensionar los daños.

Loading...

Hasta el momento ni el Gobierno ni las patronales de productores y exportadores han divulgado evaluaciones sobre los daños provocados por las heladas del martes en el cinturón cafetero del estado de Minas Gerais, pero los relatos ofrecidos por los caficultores hicieron que el precio del grano saltara un 10 % el jueves en la bolsa de Nueva York y llegara a su mayor nivel en seis años.

Según la Exportadora de Café Guaxupé, una importante cooperativa de productores y exportadores que encomendó sobrevuelos de las regiones afectadas, las heladas pudieron haber provocado una pérdida de hasta 4,5 millones de sacas (de 60 kilos) en la cosecha de 2022, lo que equivale a casi el 10 % de la producción prevista para 2021.

Brasil, el mayor productor y exportador mundial de café, prevé recoger en 2021 una cosecha de 49 millones de sacos del grano, lo que supone una caída del 22,6 % frente al récord de 2020 (63 millones de sacas), pero, por el ciclo bianual, esperaba inicialmente para 2022 una cosecha superior a la de 2020, lo que ahora quedó en duda.

Los daños provocados por las heladas impactarán principalmente la cosecha de 2022.

Ello debido a que las heladas, las de mayor intensidad en los últimos 20 años, se produjeron tras un largo período de sequía y cuando ya prácticamente había concluido la recolección de la cosecha 2020-2021.

"No fue un proceso uniforme y hay lugares que quedaron bien preservados. Aún es temprano para saber cuál es la dimensión exacta del impacto y por eso los equipos técnicos del Gobierno están preparando un informe", afirmó la directora de la Asociación Brasileña de Cafés Especiales (BSCA), Vanusia Nogueira, en una nota enviada a Efe.

La dirigente gremial agregó que también hay que aclarar que las heladas afectaron las cosechas futuras y no la actual.

"La cosecha estaba casi en un 70 % concluida. Las heladas afectaron directamente las hojas, las ramas y los troncos de los cafetales. Los frutos no fueron impactados y, por eso, la cosecha de este año no debe sufrir cambios", dijo.

La ministra brasileña de Agricultura, Teresa Cristina Correa, viajó este viernes a Minas Gerais para reunirse con los caficultores y alertó que el Gobierno solo podrá definir un programa de ayuda cuando cuente con informaciones más precisas sobre los daños provocados.

"El informe que será elaborado por los equipos técnicos de Minas Gerais y del Ministerio de Agricultura será fundamental para definir una política para la región. Por eso le pedimos a los productores que nos ofrezcan los datos correctamente, que nos envíen fotografías de sus cultivos", afirmó la ministra.

"Solución existe. Cuenten con el Gobierno porque juntos vamos a salir de esta situación de cafetales prácticamente diezmados en Minas Gerais", agregó.

Los precios del café en el mercado internacional dispararon principalmente por la posibilidad de que los productores que ya habían vendido anticipadamente su cosecha a precios bajos puedan incumplir los contratos.

Nogueira descartó la posibilidad de que los contratos puedan ser incumplidos y aclaró que los "productores y las cooperativas brasileñas están muy bien estructurados y organizados y, con la ayuda de los órganos gubernamentales, ya están definiendo planes para cubrir los posibles impactos de las heladas en las cosechas".

EFE

Loading...