Isco regresa renovado al Real Madrid

Con un aspecto renovado, más fino e incluso más sonriente, Isco ha regresado del verano reactivado, como un hombre nuevo dispuesto a no tirar a la basura sus últimos años como futbolista profesional. Con 29 años, espera renacer después de un par de cursos erráticos a las órdenes de quién fue su mejor valedor en el Real Madrid: Carlo Ancelotti.

Loading...
Isco
FOTO: ARCHIVO

El técnico italiano acumula varias jornadas al frente del conjunto blanco en su segunda etapa. Desde el primer entrenamiento (5 de julio) ha contado con Isco, ausente de compromisos internacionales. De hecho, el medio malagueño no juega con España desde el 10 de junio de 2019 en un partido de clasificación para la Eurocopa que España ganó 3-0 a Suecia.

Isco ha tenido un verano largo que no solo ha utilizado para relajarse. Desde que acabó LaLiga, a lo largo de dos meses y 14 días, se ha dejado ver a través de la red social de su pareja, Sara Salamo, en piscinas y playas. Pero a su regreso a los entrenamientos asombró al cuerpo técnico gracias a un aspecto físico más definido.

Un cambio de look para comenzar desde cero

Parece que en su relax estival también trabajó su físico. Dejó atrás su cuerpo más fornido que atrajo críticas de muchos aficionados, que el curso pasado lamentaron su apariencia. Y, para acabar con su peor pasado en el Real Madrid, dio un paso más y a los 13 días del regreso al trabajo del club blanco, se cortó el pelo.

Volvió a su look ganador, con el que mostró su mejor currículum en el Real Madrid. En forma, con la cabeza despejada, recordó al mejor Isco de las temporadas 2013/14 y 2014/14, en las que fue un jugador decisivo para el cuadro madridista.

¿Y quién dirigió a Isco en aquellas temporadas? No fue otro que Ancelotti, que no dudó en dar galones a uno de los jugadores más imaginativos del club y que ahora está de capa caída. En total, con el técnico italiano, Isco disputó 106 partidos oficiales, 77 de ellos titular, en los que marcó 17 goles y repartió 21 asistencias.

Con el binomio Ancelotti-Isco, el Real Madrid ganó una Copa del Rey, una Liga de Campeones, una Supercopa de Europa y una Copa Mundial de Clubes. Con la salida del preparador italiano al final de la temporada 2014/15 no inició la decadencia de Isco, que aún dejó buenos cursos los años siguientes.

Sus primeros síntomas de alarma los dejó en la campaña 2019/20, en la que apenas participó en 30 partidos en los que firmó 3 goles. El año pasado, aún a las órdenes de Zinedine Zidane, tocó fondo después de jugar sólo 27 encuentros con sólo 10 entradas en el once titular.

Ahora, parece que Isco se encuentra ante una oportunidad de oro. Se ha preparado en verano y quiere subirse al tren de Ancelotti, que además ha vuelto con otro hombre clave, el preparador físico Antonio Pintus. Bajo su vigilancia y con su trabajo previo, el mago del Real Madrid puede volver a su mejor versión.

Isco, dispuesto a entregarlo todo en el Campo

Además, Isco no quiere ser la última opción de la plantilla. El año pasado; llegó a estar por detrás de canteranos como Antonio Blanco o Sergio Arribas. Incluso llegó a pedir su salida en el mes de enero, pero no se concretó.

Sin embargo, toda su historia ha dado un giro de 180 grados y aunque parece que tendrá más competencia con Martin Odegaard; Isco no se rendirá.

Con contrato hasta junio de 2022 y con un valor de mercado de 18 millones de euros según el portal Transfermarkt; tiene un curso por delante para volver a ser el futbolista que un día marcó las diferencias en el Real Madrid.

Para eso, sólo tendrá que ponerse delante del espejo y ver la imagen del Isco de las temporadas 2013/14 y 2014/15; cuando Ancelotti no dudó en apostar por un hombre creativo que ofreció parte de su mejor fútbol en dos años mágicos.

EFE

Loading...