La danza tradicional de México logra ser reconocida con un Récord Guinness

La tradicional 'Danza de Matlachines' de México ha sido reconocida con el Récord Mundial Guinness, luego que el municipio de Saltillo organizara este fin de semana "la Matlachinada más grande del mundo".

Loading...

El registro se logró en un evento organizado por el municipio de Saltillo, que fue realizado la noche del domingo 18 de julio, en la Explanada Plaza Coahuila.

La información fue confirmada este lunes por Guinness World Records a través de Twitter, donde se informó que el registro se impuso con la participación de un total de 653 personas para quedar como "la Danza de Matlachines más grande del mundo".

El récord de esta danza, que forma parte de la identidad nacional mexicana, se logró en un evento realizado la noche de este domingo 18 de julio en la Explanada Plaza Coahuila, como parte de las actividades del "Festival Internacional de Cultura de Saltillo 2021" que son organizadas por el ayuntamiento con motivo del 444 Aniversario de la localidad.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, define a este baile tradicional —también conocido con la palabra "matachines"— como una celebración católica que se encuentra más extendida en entre la población indígena asentada al norte del país latinoamericano.

De acuerdo a la explicación, el baile consiste en una formación de cuadrillas integradas por hombres que se presentan exclusivamente en fiestas católicas, mientras son ejecutados varios instrumentos que acompañan el papel rítmico.

Además, los danzantes llevan un vestuario colorido, caracterizado por la utilización de capullos o semillas atados a los tobillos, un cinturón con cascabeles y pezuñas de venado.

En una investigación del profesor de la Universidad Veracruzana Sabino Cruz, que fue publicada en junio pasado por la Revista Imágenes del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México, se resalta que el nombre dado a la danza no tiene mayor importancia para sus creyentes.

Tampoco, dice, importa demasiado saber el origen del baile, ni el significado del nombre o el uso de la indumentaria correcta y sus adornos.

"La experiencia es más sencilla: algunos se conforman con saber que se trata de un acto heredado y transmitido por sus antepasados, tener bien ensayados sus 'sones', marcar con rigor las pisadas y que resalten las figuras coreográficas (cascada, espiral, cruz, círculo) para que su 'virgencita' quede muy a gusto y así les haga a los danzantes la merced de concederles un milagro: conservar el trabajo, recobrar la salud, mantener unida a la familia, cruzar la frontera sin contratiempos, etcétera", resalta Cruz.

elsiglo

Loading...