Cuba eliminará aranceles y límites a importaciones privadas

Comida, productos de aseo y medicamentos, estas importaciones podrán traer los turistas que lleguen a Cuba sin restricción alguna desde la próxima semana, comunicado que presentó este miércoles el primer ministro; Manuel Marrero, en un contexto de crisis social, política y económica que vive la isla caribeña en medio de protestas.

Loading...
Cuba
FOTO: ARCHIVO

La medida excepcional, aprobada de urgencia con una resolución del Ministerio de Finanzas y Precios, entrará en vigor el próximo lunes y se mantendrá al menos hasta el 31 de diciembre; anunció el número dos del ejecutivo presidido por Miguel Díaz Canel.

El anuncio llega después de una serie de protestas en diversas localidades del país; las mayores en seis décadas, en las que parte de los manifestantes expresaron su descontento con el Gobierno por la escasez de alimentos, productos de aseo y medicamentos, así como otros problemas como los cortes de luz o la falta de libertades.

La legislación vigente en Cuba sobre la importación de equipaje consiste en un complejo sistema de puntos y límites de peso que establece aranceles a los excesos de artículos traídos por los viajeros. En el caso de los medicamentos; se permite introducir en el país hasta 10 kilogramos.

Desde el lunes se eliminarán todas esas restricciones en los puntos de entrada a Cuba excepto en los aeropuertos de Cayo Coco y Varadero, indicó el primer ministro.

Se prevé que el efecto de esta medida sea limitado, al menos a corto plazo, ya que debido a la pandemia los vuelos internacionales que operan desde Cuba se limitan a unos pocos a la semana; parte de ellos en la ruta La Habana-Madrid, y las conexiones con países del entorno como Estados Unidos; México y Panamá se encuentran reducidas al mínimo.

Cuba, protestas y sanciones, una crisis desenfrenada

Cuba ha visto agravarse su endémica crisis económica con la pandemia -que ha dejado el sector turístico bajo mínimos; las sanciones económicas impuestas por EE.UU. durante la pasada administración de Donald Trump y medidas de choque internas de cuestionada eficiencia, entre otros factores.

Así, han escaseado cada vez más los alimentos, productos de aseo y medicinas en los últimos meses, en los que además se ha reducido drásticamente el número de vuelos y por tanto la cantidad de artículos traídos desde el extranjero por particulares; que en muchos casos los comercializaban en el mercado negro cubano.

Precisamente la escasez de productos básicos, unida a los continuos cortes de luz, empujaron a los vecinos de San Antonio de los Baños (30 km al este de La Habana) a tomar las calles para pedir el cambio; lo que espoleó protestas similares en decenas de localidades de toda Cuba, con numerosos enfrentamientos y detenciones.

Por otro lado, desde Cuba y el extranjero se lanzaron campañas al inicio de este mes para reunir medicinas y buscar modos de enviarlas a la isla; que además padece su peor rebrote de la covid-19 con récord de infectados y fallecidos todas las semanas.

EFE

Loading...