Cientos de personas despidieron a Raffaella Carrà en Roma

Cientos de personas despidieron este viernes a la diva televisiva italiana Raffaella Carrà, fallecida el pasado lunes a los 78 años, acudiendo al funeral en una iglesia del centro de Roma que pone fin a tres días de homenajes.

Loading...
Raffaella Carrà
Foto: Referencial

El féretro abandonó la Sala de la Protomoteca del Palacio del Campidoglio, sede del ayuntamiento, donde ha tenido lugar una capilla ardiente de tres días, para llegar en coche a la cercana iglesia de Santa María en Ara Coeli, donde fue el funeral.

No obstante, el ataúd, a bordo de un coche escoltado por motos de la policía, recorrió las inmediaciones, bordeando los Foros Imperiales, antes de llegar al templo.

En las escaleras de la iglesia, los restos de la artista y presentadora, acompañados en todo momento por el que fue su pareja y amigo, Sergio Japino, fueron recibidos por la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi.

Posteriormente el féretro entró en hombros en el templo, donde acudieron decenas de amigos, parientes, seguidores y prensa, todos con mascarillas y separados para respetar la distancia de seguridad; entre ellos estaba el bailarín español Joaquín Cortés.

HOMILÍA

La homilía corrió a cargo del padre Simone Castaldi y cuatro frailes capuchinos de San Govanni Rotondo; pues Raffaella Carrá era muy devota del Padre Pío.

"Quién sabe si nos damos cuenta de lo importante que son los artistas; cuánto bien hacen a las personas; será una fiesta encontrarse en el cielo todos juntos; y, ya que será una fiesta, estoy seguro de que nos encontraremos a Raffaella allí, en primera fila", proclamó el padre Castaldi.

La basílica, una de las más bellas de Roma, fue decorada con flores amarillas, el color preferido de la artista, y en su interior se habilitaron doscientas plazas; también acudió el ministro de Cultura, Dario Franceschini, entre otras autoridades.

Fuera, en la monumental plaza del Campidoglio, algunos cientos de seguidores, y algún que otro turista, pudieron seguir la ceremonia a través de pantallas gigantes, rompiendo en aplausos en algunos momentos y soportando el intenso calor.

Entre los asistentes al funeral en el templo estuvo el director de la televisión pública RAI, Fabrizio Salini, pero también otros artistas como Carmen Russo y Enzo Paolo Turchi.

EFE

Loading...