Facturas de Corpoelec "electrocutan" los bolsillos de los comerciantes

Los comerciantes que hacen vida en Cagua del municipio Sucre en el estado Aragua, se quejaron de los cortes de electricidad no programados, los cuales traen como consecuencia pérdidas en sus negocios.

Loading...

Señalaron los propietarios de los diferentes negocios que muchas veces la energía eléctrica es interrumpida a cualquier hora del día incluso por tiempo indefinido, logrando que el servicio que prestan a sus clientes sea deficiente mermando así sus ganancias del día.

Al mismo tiempo, señalaron que las tarifas son muy altas para la calidad del servicio que prestan, sin contar que la mayoría de las veces la mercancía se les daña, cuando son carnes y embutidos, fuentes de sodas entre otras.
En un sondeo realizado por entre algunos comerciantes su reacción inmediata fue el descontento con las altas tarifas y el mal servicio que prestan.

Ángel Nobrega es encargado de una tienda que vende productos de limpieza, quien comentó que cada vez que se va la luz comienza a padecer, porque no pueden usar el punto, los teléfonos se descargan y no pueden confirmar los pagos móviles.

"Todo se complica cuando se produce la interrupción del servicio y tarda en reestablecerse en un plazo hasta de 5 horas seguidas y muchas veces ni el punto inalámbrico podemos usar ya que cuando se va la luz se va hasta la señal".
Mientras que Diana Rivas encargada de una dulcería comentó que las tarifas son bastante altas, servicio irregular, pero que aun así tratan de solventar la situación de las fallas eléctricas.

"Cuando se trabaja con comida es mucho más delicado, porque algunas cosas deben estar refrigeradas, cuando no es así se daña y perdemos el material y se gasta el doble de lo que realmente se vende".

Asimismo Frank Giro, dueño de una bodeguita, aseveró que a él no le importaría pagar un alto precio por la factura de electricidad, siempre y cuando el servicio sea de calidad.

"Yo trabajo con charcutería, jugos y algunos embutidos que necesitan refrigeración y cuando se va la luz inesperadamente tenemos que ingeniárnoslas para vender y para que no se nos dañe la mercancía. El llamado es a la empresa eléctrica para que mejore el servicio que vaya a acorde con lo que cobran".

Para finalizar Fernando Suárez señaló que para los comerciantes el precio del recibo de electricidad es bastante alto. "Suspenden el servicio cada vez que quieren y cada vez que llegan las facturas los precios son más altos, impagables diría yo".

IRIOS MÉNDEZ | el siglo

Loading...