Conozca el caso de la huérfana criada por una jauría de perros

Las imágenes de una joven ucraniana con las manos y rodillas sobre el piso, caminando en cuatro patas, bebiendo agua de la canilla y transportando objetos con la boca, sorprendieron a los televidentes que observaron a Oxana Malaya comportándose como un perro en un documental británico de principios de siglo.

Loading...

La joven, que tenía 23 años cuando grabó el clip, había aprendido el comportamiento canino debido a su estrecho vínculo con estos mamíferos durante la niñez.

La experiencia dejó graves consecuencias en Oxana quien, a pesar de haber sido incentivada para desarrollar sus capacidades, solo alcanzó la edad mental de un niño de seis años. Sabía contar, pero no sumar, y nunca consiguió leer ni deletrear su nombre correctamente.

¿Abandonada por sus padres y “criada” por una jauría?
La joven nació en 1983 y se crió en una granja en ruinas en el pueblo de Novaya Blagoveschenka, en Ucrania. De acuerdo con The Telegraph, Oxana había sido abandonada por sus padres y “criada” por perros desde los tres hasta los ocho años.

Oxana fue rescatada gracias a un vecino que alertó a las autoridades
Sus padres eran alcohólicos y su madre la golpeaba. Incluso, Oxana recordó que solía hacerse pis del miedo. “Mi madre tuvo demasiados hijos y no tenía suficientes camas”, indicó años más tarde en un extracto transmitido por el programa 60 minutos de Australia.

Una noche, cuando tenía tres años, sus padres discutieron, gritaron y la dejaron afuera en medio de la noche. “Se olvidaron por completo de mí”, admitió a través de un intérprete la joven. Para resguardarse del calor, Oxana se metió en la cucha de los perros. ”Yo les hablaba a ellos. Ellos ladraban y yo los imitaba. Era nuestra forma de comunicarnos”, rememoró.

elsiglo

Loading...