Una mano amiga para el abuelo Argimiro en Guanare

A sus 83 años de edad, Argimiro Antonio López Rodríguez, vive en condiciones críticas en una casita con techo de zinc en Guanare, estado Portuguesa.

Loading...

Argimiro Antonio López Rodríguez

Desde muy joven comenzó a trabajar, en los años 70, como obrero en el área de educación y fue jubilado en el año 2003, hoy nuestra mano amiga de elsiglo se la dedicamos a él en honor a todas aquellas personas que viven sus años dorados en condiciones muy precarias.

El abuelo Argimiro como cariñosamente es conocido en la comunidad donde vive, asegura no tener ningún resentimiento con la vida, si no todo lo contrario agradece cada momento que puedo vivir lleno de felicidad en los años mozo.

"Inesperadamente la vida me cambio, la situación del país cambio y ya no podemos vivir la vida que vivíamos antes, mala situación nunca había vivido pero ahora si esta complicada la cosa, la pensión no alcanza y con ese sueldito que uno se gana, difícilmente alcance para comprar comida, medicinas y algo extra", dijo con lagrimas en los ojos.

Una historia triste en un hombre bueno "Doy gracias a Dios porque estoy vivo y le pido que no me deje sufrir. Por más de 25 años vive con mi vieja y la extraño cada día más. Íbamos juntos a la iglesia, al mercado y en la tarde si me provocaba le decía vieja no me provoca ni caraota ni quinchonchos y traía un pollo, es que hasta prestamista fui, pero esta crisis económica me tiene viviendo en una situación que jamás pensé vivir".

Finalmente dijo que no quiere irse de su casita. "No me quiero ir solo quiero arreglarla y mejorar mi calidad de vida, dejar de cocinar con el leña porque humo me pega en los ojos, comer bien, un buen colchón para descansar toda la noche. Yo tenía mis cositas pero unas personas que tenía alquilada me robaron, solo quiero que me ayuden a vivir mis últimos años dorados".

IRIOS MÉNDEZ | el siglo

Loading...