Los bonobos tienen relaciones homosexuales para terminar conflictos e instaurar la paz

El 75 % de las relaciones sexuales entre bonobos no tienen nada que ver con la reproducción de la especie, por lo que las prácticas lésbicas son comunes.

Loading...

Los bonobos nunca han tenido problemas con su identidad sexual. A diferencia de otros primates —como los seres humanos—, no se cuestionan quién les gusta o qué hacen a la hora de tener relaciones sexuales. Por el contrario, parecen disfrutar de una vida erótica constante, incluyente y muy activa. En algunos casos, las hembras utilizan los encuentros homoeróticos para apaciguar los conflictos entre los miembros de sus manadas y restablecer la armonía en el grupo. Así funciona.

Los bonobos nunca han tenido problemas con su identidad sexual. A diferencia de otros primates —como los seres humanos—, no se cuestionan quién les gusta o qué hacen a la hora de tener relaciones sexuales. Por el contrario, parecen disfrutar de una vida erótica constante, incluyente y muy activa. En algunos casos, las hembras utilizan los encuentros homoeróticos para apaciguar los conflictos entre los miembros de sus manadas y restablecer la armonía en el grupo.

Los bonobos nunca han tenido problemas con su identidad sexual. A diferencia de otros primates —como los seres humanos—, no se cuestionan quién les gusta o qué hacen a la hora de tener relaciones sexuales. Por el contrario, parecen disfrutar de una vida erótica constante, incluyente y muy activa. En algunos casos, las hembras utilizan los encuentros homoeróticos para apaciguar los conflictos entre los miembros de sus manadas y restablecer la armonía en el grupo. Así funciona.

El papel social de las hembras en las comunidades de bonobos es decisivo para la tranquilidad de su grupo. De acuerdo con las cifras del Proyecto Gran Simio, “el 75 % de esas relaciones no tienen nada que ver con la reproducción“. Por esta razón, el argumento de que las relaciones homosexuales son anti-naturales porque no cumplen con función biológica alguna pierde sentido para estos primates.

Se tiene registro de que esta conducta se debe a que, a diferencia de otros primates, los bonobos son muy estables emocionalmente. Esto les permite tener varias parejas íntimas a lo largo de su vida, incluso al mismo tiempo. La monogamia no tiene sentido entre estos grupos ya que, en últimas, entienden el sexo como algo más allá de un mecanismo reproductivo. 

Con esta soltura, las orgías, relaciones homoeróticas y los encuentros casuales no se entienden como conductas promiscuas. Por el contrario, revela un acercamiento más social hacia la sexualidad. Liberados de cualquier moral, los bonobos pueden darse una vida sexual activa y diversa que mantiene la cohesión del grupo.

elsiglo

Loading...