En peligro de quedar sin trabajo corredores de seguros del país

La decisión de la Superintendencia de la Actividad Aseguradora de revocar la autorización para realizar  actividades  de mediación y asesoramiento en virtud de celebrar contratos de seguros, puede provocar que cerca de 5 mil corredores del país queden sin trabajo antes que finalice el año 2021.

Loading...

Un vocero cercano a la Federación  de  Colegios  de  Productores  de  Seguros aseguró que una determinación de este tipo por parte de la Superintendencia se aplicó en el año 2010, cuando se aprobó la Ley de la Actividad Aseguradora. “En ese momento se justificó prácticamente esa obligación, porque era la única medida prevista para sancionar a los infractores, que para aquel momento resultaba muy radical y perjudicial para los intermediarios de seguros; podemos imaginar entonces, en tiempo de pandemia, los efectos negativos que surtirá esta decisión para los corredores y la estabilidad de sus núcleos familiares”, resaltó.

Destacó que recientemente se realizó una reunión con el Superintendente, en la que participaron representantes de Fecoprose, entre ellos, su presidente Luís  Pineda  Márquez, así como Nelly  Rangel y Martha García. Se abordaron varios puntos en relación a esta decisión de  revocar las autorizaciones para mediar en la contratación de seguros, a quienes no cumplieron con declarar en el ejercicio de la profesión y de informar el origen de fondos.

“Este año se  decidió  aplicar  la  sanción  tal como está  prevista en el  Artículo  177,  numeral  5,  de  la  Ley  de  la Actividad Aseguradora. A la solicitud de la representación de Fecoprose, de dejar sin efecto la  medida,  el  Superintendente  ratificó  que  su  decisión  estaba  plenamente  ajustada y  que  hasta  la  fecha  no  se  había  aplicado  ninguna  sanción  real  y  efectiva  a  los productores de seguros, porque la suspensión era una medida que protegía al intermediario de seguros de  la  revocatoria  establecida  en  la  Ley. Dijo  que  luego  de  vencido  el  plazo  para  realizar  las declaraciones,  sólo  aproximadamente  el  30%  de  los  productores  de  seguros  habían  cumplido  con declarar y que hasta el 30 de abril sólo había declarado el 40%”.

Pero la decisión, recalcó, ocasionará muchos efectos negativos, considerando que se viene de un año difícil, por la crisis económica y por las medidas para contrarrestar los efectos del Covid-19 que no han permitido la estabilidad de trabajo que se anhela.

Afirmó el vocero que en la reunión con el Superintendente, éste propuso una sanción alternativa, es decir, que el productor contribuya con la  Superintendencia de la Actividad Aseguradora, haciéndole una  “donación”  por  un  monto de dos Petros, equivalente a 120$, aunque –aseguró– en diciembre será ajustado “por lo que se tiene que contribuir con 600$”.

“Se habla de una donación, que debe tramitarse a una cuenta de la Sudeaseg en un  banco  del  Estado,  cuyo  número será  informado oportunamente.  Esta será  una contribución especial que está permitida por la Ley de la Actividad Aseguradora”, manifestó.

El vocero puntualizó que la representación de Fecoprose solicitó disminuir el monto de la donación, en consideración que muchos productores de seguros no alcanzan a producir más de cien dólares al mes, por lo cual, obtener una cantidad como “las acordadas” resulta un obstáculo casi insalvable para muchos de quienes   han   sido   revocados.

“El   Superintendente   no   accedió, alegando que la institución que representa también enfrenta dificultades económicas y depende casi por completo de los ingresos que obtiene en razón a la naturaleza de sus actividades, ya que es casi imposible, obtener  asistencia  del  presupuesto  nacional, luego  que los  ingresos del Estado, por concepto de exportaciones se redujeran en más del 99% en comparación a lo que antes recibía”, detalló.

Fecoprose no tuvo más opción que admitir la proposición del Superintendente de la  Actividad  Aseguradora  como  única  solución  posible, fundamentalmente porque siempre se ha planteado por escrito, que el incumplimiento de declarar debía sancionarse con multa por ser de carácter administrativo y no con la revocatoria de la autorización.

“Este argumento sigue siendo perfectamente válido, sólo que no fue posible obtener un monto más bajo que el establecido por la Superintendencia de la Actividad Aseguradora”, acotó.

La medida de revocar la autorización para realizar actividades de mediación y asesoramiento en virtud de celebrar contratos de seguros traerá un panorama mucho más difícil, puntualizó el vocero, aseverando que es notorio que muchos corredores de seguros, casi el 60% de todo el país, se quedarán sin trabajo antes que finalice este año.

“La decisión del Superintendente es grave por todo lo que representa. Afectará rápidamente la estabilidad de todos los corredores del país, porque al no tener sus licencias al día no podrán generar recursos para sus familias, además, los montos de las llamadas donaciones con muy desfavorables, porque no les ofrece nada de oportunidades para medianamente sobrevivir en el área”, sentenció.

HBRI | elsiglo

Loading...