Pogacar sigue lider a pesar de la victoria de el australiano O'Connor

El australiano Ben O'Connor se impuso este domingo en la novena etapa del Tour, primer final en alto en Tignes, tras culminar una dura escapada en la lluvia que acompañó al pelotón durante toda la segunda jornada alpina en la que el esloveno Tadej Pogacar saco otros pocos segundos a sus rivales.

Loading...
Foto: Referencial

El ciclista del AG2R, de 25 años, que ya ganó el año pasado una etapa en el Giro de Italia, octavo de la pasada Dauphiné y sexto de la Vuelta a Romandía, consiguió un triunfo de mucho prestigio.

Situado en el puesto 14 de la general a más de 8 minutos del líder, llegó a ser maillot amarillo virtual durante varios momentos de la etapa.

Pero en el último puesto reaccionó el grupo de favoritos, donde primero atacó el ecuatoriano Richard Carapaz y, posteriormente, el propio Pogacar, que llegó a meter otros 32 segundos a los otros candidatos para el podio, entre los que se cayó el belga Wout van Aert, hasta ahora segundo.

El esloveno tiene ya una renta de 2.01 sobre el segundo, el ganador de la etapa de hoy, y de 5.18 sobre el colombiano Rigoberto Urán, segundo de la edición de 2017, que se encarama a la tercera posición.

Cuarto es el danés Jonas Vingegaard a 5.32, quinto Carapaz a 5.33 y sexto el español Enric Mas, a 5.47, que sufrió una caída pero acabó con el resto de los pretendientes al podio.

Castroviejo:"Pogacar está a otro nivel, los demás por la segunda plaza"

Jonathan Castroviejo (Ineos) admitió en la cima de Tignes la superioridad del esloveno Tadej Pogacar, a quien considera "en otro nivel". El corredor vizcaíno cree que los rivales que tenía el maillot amarillo antes de partir de Brest "tendrán que luchar por la segunda plaza".

"Pogacar está a otro nivel, está siendo muy superior, así que muchos que se han caído de la general, unos 7, tendrán que luchar por la segunda plaza", señaló.

Castroviejo, en su séptima participación en el Tour, comentó los rigores de la propia carrera con el mal tiempo de los últimos días, teniendo en cuenta que viene de correr el Giro de Italia.

"Entre el Giro y el Tour estoy pasando muchos días de gran dureza. Creí que íbamos a tener buen tiempo, incluso calor, pero no está siendo así, ni mucho menos".

Pero el ciclista de Getxo, de 34 años, asegura sentirse en buena forma, lo que le permite afrontar con buena filosofía la segunda carrera grande consecutiva.

"Tantos días de competición es una paliza, pero me siento afortunado de estar en las mejores carreras, da gusto correr a este nivel. Me encuentro bien, por eso sufro de manera diferente".

EFE

Loading...