El truco para saber si tu perro es superdotado

Los humanos somos seres inteligentes que tenemos la capacidad de aprender nuevas palabras en apenas unos segundos. Pero, ¿qué pasa con los animales? Un grupo de científicos ha estudiado los comportamientos de algunos perros para ver si son capaces de asimilar nuevos conceptos en poco tiempo y han descubierto que sí pueden hacerlo… aunque con condiciones.

Loading...

Un estudio publicado en la revista científica Nature revela que «el aprendizaje rápido de nombres de objetos es posible para una especie no humana (como los perros), aunque la consolidación de la memoria puede requerir más repeticiones». Pero, ¿cómo saber si nuestro perro es capaz de aprender nuevas palabras? La respuesta es jugando.

Los autores del estudio usaron a dos perros: una Border collie de 4 años llamada Whisky y una Yorkshire terrier de 9 años llamada Vicky Nina. La primera sabía reconocer anteriormente hasta 59 objetos diferentes con las palabras que les decían sus dueños, mientras la segunda era capaz de identificar hasta 42 objetos distintos por medio de la palabra.

Experimento con éxito

El estudio comenzó introduciendo dos objetos de juego en la vida diaria de los animales. En el primero se decía al perro cómo se llamaba el juguete nuevo hasta en cuatro ocasiones y su dueño participaba con él en sus juegos; en el segundo, se introducía el objeto nuevo entre otros 7 juguetes ya conocidos por el animal y se trataba de que, por eliminación, el perro escogiera el juguete nuevo cuando se le pidiera, solo después de escucharlo en 4 ocasiones.

Dos minutos después, los perros tuvieron que demostrar que habían aprendido el nombre del objeto, seleccionándolo entre otros nuevos objetos: «Para seleccionar el juguete nombrado, los perros tenían que recordar las características codificadas de los dos objetos, junto con sus nombres, o al menos, de uno de ellos y luego elegir el otro basándose en la exclusión. Whiskey y Vicky Nina recuperaron el juguete correcto significativamente por encima de la probabilidad en la prueba de elección».

Los resultados fueron un éxito: Whiskey acertó 17 de 24 veces, un 70%, mientras Vicky Nina lo hizo en 15 de 20 ocasiones, un 75 por ciento. En ambos casos, es un porcentaje muy superior al de los perros de compañía que no están habituados al aprendizaje de palabras nuevas y cuya tasa de éxito apenas roza el 50 por ciento.

Whiskey acertó el 70% de las veces, mientras Vicky Nina lo hizo en el 75% de las ocasiones

Por eso, el estudio concluye que «estos resultados proporcionan pruebas de un aprendizaje rápido de nuevos nombres de objetos después de muy pocas exposiciones en una especie no humana, desafiando así la opinión de que esta es una característica exclusivamente humana del aprendizaje de idiomas». Y tu perro: ¿será capaz de adivinar el objeto nuevo?.

Elsiglo 

Loading...