Regresan con un regalo la carta de una niña a su papá en el «cielo»

Sarah Tully es madre de una niña de ocho años que vive en Leicestershire (Inglaterra), la cual ha enviado una carta a su padre, que está en el «cielo». Aunque no estuviese para celebrar el día del padre (ya que murió cuando la pequeña tenía cuatro meses), la hija quiso tener ese gesto con el que era su progenitor.

Loading...

La familia pensaba que la historia iba a terminar ahí. Sin embargo, la pequeña ha recibido una especie de respuesta. Un cartero llamado Simón vio una carta en el interior del buzón de Braunstone mientras seguía una ruta que no suele realizar. Tal y como publica la BBC, el funcionario «no podía creer» lo que estaba leyendo.

«En caso de que el remitente no coloque un sello ni deje por escrito una dirección real en él, el documento pasa a estar con el resto de los envíos. Lo más probable es que acabe en la basura de algún lugar de tránsito», ha contado Simón, que no ha querido desvelar más datos sobre su identidad.

Un recuerdo para cuando sea mayor

El cartero decidió hablar con su jefe para intentar averiguar más información acerca de la persona que había enviado la carta. Este superior decidió hacer una fotografía al documento y compartirla en redes sociales. Los usuarios llenaron de comentarios la publicación en cuestión de minutos.

Finalmente, Simón consiguió ponerse en contacto con la madre y la hija, encuentro que aprovechó para regalar a la niña una pequeña figura de un padre y su hija. La madre afirma que se encuentra «abrumada» por la situación. Ella no se imaginaba que «algo así pudiera ocurrir».

Tully ha confesado que su pequeña lleva un tanto mal la ausencia del padre, por lo que escribe cartas «para sobrellevar la situación», contándole lo mucho que le quiere y que le echa de menos. Aunque se trate de una niña de ocho años, su madre cree que la crisis sanitaria ha afectado en cierta manera a la pequeña. De momento, Tully va a conservar la carta y unas hojas en las que ha imprimido los comentarios de redes sociales en una caja que entregará a su hija cuando sea mayor.

elsiglo

Loading...