Paul George toma Phoenix y los Clippers se mantienen con vida

Los Angeles Clippers, con un Paul George sublime, salieron victoriosos de su primer partido a vida o muerte en la final de la Conferencia Oeste y colocaron el 3-2 tras ganar a domicilio este lunes a los Phoenix Suns (102-116).

Loading...
Paul George
Foto: Referencial

Los angelinos, con una encomiable actitud de principio a fin, dieron una lección de sacrificio y de supervivencia para arruinar la fiesta de unos Suns que ya se veían en las Finales.

George anotó 20 puntos en un tercer cuarto para el recuerdo y acabó su excepcional encuentro con 41 puntos (15 de 20 en tiros), 13 rebotes y 6 asistencias.

Los ocho jugadores de la muy reducida rotación de los Clippers se sobrepusieron a todas las adversidades y sumaron su granito de arena en una impresionante actuación colectiva.

Así, Reggie Jackson consiguió 23 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias, y Marcus Morris contribuyó con 22 puntos.

A la ausencia de Kawhi Leonard por lesión se le unió la baja de Ivica Zubac también por problemas físicos.

Tras resistir a un 2-3 contra los Dallas Mavericks en la primera ronda y un 0-2 ante los Utah Jazz en la segunda, los Clippers jugarán el miércoles en el Staples Center de Los Ángeles (EE.UU.) para forzar el séptimo partido.

Por parte de los Suns, que no se clasifican para unas Finales de la NBA desde la temporada 1992-1993, los más destacados fueron Devin Booker (31 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias) y Chris Paul (22 puntos, 3 rebotes y 8 asistencias).

Los de Phoenix no pudieron igualar la intensidad y la energía de los Clippers en casi ningún momento, se vieron lastrados por las pérdidas de balón (14 frente a 9 de sus rivales) y sufrieron el 55 % en tiros de campo de los angelinos.

ORGULLO HERIDO

Con todo en contra y el orgullo herido, los Clippers salieron decididos a vender muy cara su derrota y ofrecieron un inicio sensacional.

El quinteto bajo, la solución de Tyronn Lue que mejor ha funcionado durante los playoff, arrancó el partido a tope de revoluciones y con la máxima exigencia defensiva de una zona que confundió a los Suns.

Eso permitió a los Clippers correr con facilidad y obtener canastas fáciles de Reggie Jackson y Paul George (5-18 a falta de 7.26).

No obstante, el capitán de ese comienzo arrollador de los Clippers fue Marcus Morris, tremendo tanto en el poste frente a Devin Booker como en el tiro exterior (13 puntos en el primer cuarto).

Los Suns, tal vez sobrepasados por los nervios, tuvieron que agarrarse a Devin Booker (11 puntos) como único recurso ofensivo.

Pero no fue suficiente ante unos Clippers que, gracias también a un preciso Reggie Jackson (12 puntos), gobernaron con mano firme el primer cuarto (26-36).

Las cosas iban muy bien para los visitantes, tanto que el pívot DeMarcus Cousins, con una presencia muy limitada en los planes de los Clippers, aportó aire fresco desde el banquillo con 10 puntos en la primera mitad.

La reacción de los Suns llegó en el segundo cuarto con Booker, el único fiable para su equipo durante toda la noche, y también con el acierto desde el triple (47 % en los dos primeros cuartos).

Los Suns recuperaron sensaciones y llegaron a ponerse a solo 2 puntos.

Sin embargo, los Clippers respondieron al desafío con un parcial de 0-7 en los últimos minutos de la primera mitad para; volver al entorno de la decena de diferencia.

Al final, un triplazo de Booker sobre la bocina dejó el encuentro muy abierto pero con el viento a favor de los Clippers (52-59).

RECITAL DE GEORGE

Quizá algo tocados en la parte física, los Clippers no pudieron repetir en la reanudación su imponente arranque del partido.

Los Suns lo aprovecharon y, con Chris Paul a la batuta, dieron forma a un gran parcial de 10-2 que devolvió todas las esperanzas; a sus fans al conseguir su primera ventaja en toda la velada (62-61 con 8.27 por jugarse).

En un momento muy delicado del duelo, los Clippers respiraron; hondo, se refugiaron en la defensa en la zona y se entregaron a la desatada inspiración de George.

Desde el perímetro pero también atacando con mucha valentía la zona, el alero desesperó a unos Suns que se plantaron; en el último cuarto con mucho por remar (78-91).

Lo intentaron sin dudar ni un segundo explotando especialmente los minutos de descanso en el banquillo de un George exhausto.

A solo cuatro puntos se situaron los Suns en un último cuarto que empezaba a oler a remontada con un Booker que rozaba; un nivel celestial.

Cameron Johnson, Chris Paul y Torrey Craig se agruparon en torno al escolta, pero en ese instante pidió paso un excelente; Reggie Jackson para sumar dos triples y un gran mate que calmaron la ansiedad de los Clippers (96-108 con 4.47 en el reloj)

Al final, un brillante George desde el tiro libre, tras un feo manotazo en la cara de Jae Crowder que fue sancionado con flagrante; cerró una sufrida y muy meritoria victoria de los Clippers.

EFE

Loading...