Polémica en redes por reunión virtual con EEUU y Birmania

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd J. Austin, tuiteó esta semana sobre una reunión virtual con países del Sudeste Asiático, incluida Birmania (Myanmar), lo que ha causado un revuelo en las redes sociales entre internautas opuestos a la junta militar birmana.

Loading...

En el tuit, Austin compartió una foto de la teleconferencia sobre asuntos de defensa en la que aparece él y el ministro de Defensa birmano, Myat Tun Oo, junto con los representantes de otros países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) durante una reunión el pasado martes.

"Anoche tuve el placer de participar en una productiva reunión de introducción (...) que reafirmó nuestro compromiso mutuo para respetar la ley internacional y trabajar juntos para afrontar los desafíos de seguridad comunes", escribió el secretario estadounidense en Twitter.

Myat Tun Oo es uno de los miembros de la junta militar birmana sobre los que pesan sanciones de Estados Unidos, que suponen la congelación de los bienes y cuentas que pueda tener en suelo estadounidense y la prohibición de cualquier transacción económica con estadounidenses o personas que estén en Estados Unidos.

"Señor @SecDef, ¿puedo preguntar la razón por la que Myan Tun Oo tuvo el privilegio de aparecer siendo del Ejército birmano que ha cometido graves violaciones de los derechos humanos y matado a +800 manifestantes civiles en cuatro meses? Hasta donde sé, ningún país ha legitimado a los militares birmanos", indicó una periodista birmana.

"Perdone, señor secretario de Defensa de EEUU, en caso de que usted no sea consciente, estuvo en la misma reunión que un criminal de guerra que es parte de la jefatura castrense que está cometiendo terrorismo de Estado en Birmania. Esta reunión apesta a vergüenza", agregó otro internauta.

Los militares birmanos, encabezados por el general Min Aung Hlaing, tomaron el poder el pasado 1 de febrero en un golpe de Estado y detuvieron a la mayoría del Gobierno, incluida a la líder depuesta Aung San Suu Kyi.

En los meses posteriores, los soldados y policías reprimieron con brutal violencia las manifestaciones pacíficas contra el golpe, causando hasta el momento más de 860 muertos, y también han detenido a más de 6.000 personas, según datos de la Asociación de Apoyo a los Prisioneros Políticos.

El país se encuentra sumido en una espiral de violencia con combates entre los soldados y los grupos de defensa civil formados a raíz del golpe, mientras que también se ha recrudecido el conflicto que ya libraba el Ejército contra varias guerrillas étnicas.

El Ejército justifica el golpe por un supuesto fraude en las pasadas elecciones de noviembre, en las que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, con el aval de los observadores internacionales.

EFE

Loading...