El comercio online: plataformas de inversión

Plataformas de inversión

El ámbito de la inversión y las finanzas hoy se encuentra disponible para cualquiera con una conexión a internet. Existen multitud de herramientas, operaciones de comercio electrónico e instrumentos de inversión que pueden utilizarse desde la comodidad del hogar. Nosotros recomendamos registrarse en Immediate Edge, una de las plataformas de inversión más completas del mercado.

Loading...

El comercio online y las finanzas

Hasta hace relativamente poco, el ámbito de las altas finanzas estaba compuesto por un grupo reducido de inversores y empresas cuyo patrimonio les permitía obtener un crédito al movilizar grandes sumas de capital. La exclusividad de este tipo de actividades se encontraba determinada por los gastos de gestión y administración que solo se justificaban mediante la movilización de grandes sumas de dinero. Hoy, sin embargo, al automatizarse la mayoría de las operaciones de manera electrónica, el usuario y el pequeño inversor pueden disponer de pequeñas sumas de dinero para invertir y hacer crecer su patrimonio.

La premisa fundamental del comercio online es bastante simple; implica la ejecución de órdenes de compra o venta de distintos tipos de activos bursátiles, commodities, divisas y muchos otros activos. Dichos activos obtienen su valor del rendimiento de empresas, materias primas o directamente sobre la cotización de algún otro tipo de activo subyacente que sirve como referencia.

¿Cómo empezar a invertir?

Lo único que se necesita para comenzar es una computadora, acceso a internet y un operador de confianza. Si bien en el párrafo anterior hablamos de lo sencillo que se ha vuelto esta actividad, no quiere decir que deba tomarse a la ligera; existen muchos riesgos asociados con esta práctica, especialmente en los mercados más volátiles —en los cuales el rendimiento de un tipo de activo particular o su cotización varían abruptamente en periodos muy cortos de tiempo—. Es por ello que deben tenerse en cuenta algunos factores antes de comenzar.

Riesgo

En primer lugar, debe reducirse el riesgo sobre el total de la inversión mediante la diversificación de nuestro porfolio. Esto quiere decir que conviene repartir nuestro capital en diferentes activos para que, en caso de que alguno de ellos falle, el resto no se vea afectado. Es una estrategia clásica porque funciona.

Consistencia

En segundo lugar, no hay que desalentarse; la inversión requiere de práctica, planificación y experiencia. En el caso de los activos en línea, lo mejor es leer blogs especializados, identificar los indicadores de mercado más confiables y dedicar un poco todos los días a informarse sobre el rendimiento de los activos que nos interesen.

Plataformas

Por último, debemos aprender a utilizar las herramientas informáticas más nuevas y elegir una plataforma de intercambio. Como mencionamos más arriba, nosotros recomendamos la plataforma Immediate Edge. Esta dispone de las herramientas más nuevas e información actualizada sobre los mercados más importantes. Su interfaz es intuitiva y segura, y ofrece al usuario la posibilidad de realizar operaciones, generar informes técnicos y obtener análisis periódicos de mercado —es la más completa—.

La economía global ha migrado al ámbito digital, por lo que muchas de las oportunidades que antes eran exclusivas para un grupo muy reducido de personas con patrimonios inmensos hoy se encuentran al alcance de cualquier persona con acceso a internet. El primer paso es registrarse en una plataforma de intercambio como Immediate Edge y comenzar a invertir.

Loading...