Artesanos de Barquisimeto llegaron a Maracay para ofrecer sus productos

Desde hace aproximadamente 5 meses se han visto en diferentes puntos del estado vendedores ambulantes de hamacas, chinchorros y sombreros, y es que se trata de un grupo de artesanos del estado Lara, quienes decidieron venirse al estado Aragua para ofrecer sus productos.

Loading...


Mencionaron que la situación económica en la ciudad de Barquisimeto es un poco complicada, por lo que decidieron probar un poco de suerte en la Ciudad Jardín, esto con la esperanza de levantar un poco las ganancias.


En este sentido, Eudin Nelo, de profesión artesano, informó que son 6 puntos en totales en el estado, "nos dirigimos a la jurisdicción aragüeña por el factor de la economía en el país, en nuestro estado la artesanía está dura para venderla y por eso decidimos probar en otros sitios".


Mencionó que desde el mes de enero siete trabajadores llegaron a Maracay, "tenemos veinte años trabajando en la artesanía, vendemos todo tipo de hamacas, chinchorros individuales, matrimoniales y king size, estamos es tratando de sobrevivir día a día, ya que esta situación también nos ha afectado a nosotros".

Nelo destacó que el precio de las hamacas varía entre los 35 y 100 dólares, "la hamaca individual tiene un costo de 35 y 40 dólares, mientras que la matrimonial se vende en 60 dólares y la King Size entre los 85 dólares".

Asimismo, mencionó que son cuatro puntos ubicados en la vía de Turmero, frente de Tránsito Terrestre en la avenida Universidad de El Limón, "en estos 15 días las ventas han estado un poco duras, pero si se vende algo, uno trata de vender aunque sea una pieza para sobrevivir".

Destacó que también ofrecen sombreros, alpargatas, maracas y otros productos artesanales, "lo que las personas más nos compran son las hamacas King Size que cuesta 100 dólares, son fabricadas en Barquisimeto, específicamente en Tintorero y de allí nos las traemos para Aragua, por lo que cada mes debemos viajar a buscar mercancía", finalizó.

MÓNICA GOITIA | elsiglo

Loading...