La radiodifusión venezolana celebra su día

La tecnología no ha podido detener el auge de la radio, porque pese a sus avances prácticamente que a diario, este medio masivo de difusión sigue sonando y con fuerza.

Loading...


Locutoras y locutores venezolanos celebran hoy, 6 de junio, la importancia de la radiodifusión, enalteciendo por su puesto, el esfuerzo y la constancia de sus pioneros, quienes tuvieron una batalla sin cuartel, contra aquellos que de alguna manera no permitían la libertad de expresión como un principio dentro de los derechos humanos, en especial, después de los años 50 del siglo XX.

Mucho se habla de esta fecha, porque hay posiciones que inclinan sus miradas, que el día de la radiodifusión en nuestro país se celebra en el mes de mayo, considerando que la primera transmisión de AYRE Broadcasting Central de Caracas marcó la pauta; no se les quita la razón dentro de un panorama de amplitud.

Otros en cambio, abogan que la determinación de conmemorar en junio este momento, se debe al empeño de un grupo de hombres que dentro de un quijotado arrojo lograron establecer a la radio como un medio con incidencia importante en la vida colectiva, colocando como modelo la Voz de Carabobo y tantas otras emisoras que fueron banderas para enfrentar a la opresión y la autocracia, que siempre ha buscado la manera de censurar.


No es un cliché, pero la radio se niega a morir. Hoy en día, quienes tomaron el testigo de los precursores de la radiodifusión venezolana, mantienen viva esa llama de intervenir en el tema de la exclusión o discriminación, porque entienden, que el compromiso es servir a quienes han sido enmudecidos, o por miedos y desconocimientos, se han autocensurado.

Los estilos han cambiado, por supuesto, dentro de una gama de diversidad; la música no es la misma, porque la industria cultural se mantiene al acecho; la tecnología continúa con su avasallante recorrido. Pero la radio sigue viva, en función mediadora, con un píe adelante sobre quienes la subestiman y la atacan.

LA RADIO EVOLUCIONA


Héctor García Álvarez, reconocido locutor aragüeño, con más de treinta años de experiencia, enaltece la importancia de la radiodifusión en su día, mencionando que no es solo un instante para recordar una fecha.

"Debemos rendir tributo a todos aquellos hombres, también recordar a mujeres de radio, que de una u otra manera, han dejado huellas en la radiodifusión en el país. Fueron ellos, cada uno de ellos, baluartes de una radio necesaria para un pueblo lleno de expectativas, con el deseo de recibir información inmediata, y por supuesto, de tener esos momentos de alegría y esparcimiento a través de la música y de un buen comentario", resaltó.

García Álvarez -también profesor universitario- recordando a José Ignacio López Vigil detalló, que la radio se tomó en serio su responsabilidad social, porque ha permitido que las comunidades recobren el derecho de palabra, incluso, democratizado los contenidos.

"Los tiempos han cambiado, con ello los estilos y las programaciones, pero el objetivo ha sido el mismo. La radio, y quienes somos parte de ella, hemos entendido y enfrentado los desafíos, por lo tanto, tenemos que ser más creativos para estar más cerca del pueblo", apuntó.

El locutor, conocedor prácticamente de todos los aspectos técnicos para montar una emisora radial precisó, que como medio de difusión ha pasado por distintas facetas, como el cine, la televisión y los periódicos. "La radio la podemos mirar por sus etapas, desde onda corta, Amplitud Modulada (AM), Frecuencia Modulada (FM), la radio satelital y en la actualidad radio por internet (digital / on-line). Se ha ajustado al propio desarrollo de los cuales hemos sido testigos todos los seres humanos", apuntó.

Ha evolucionado, dijo, y ha permitido movilizar a la población, ha defendido las identidades culturales, ha devuelto, incluso, el autoestima a las personas, porque devolvió la palabra, por ello, en muchas ocasiones, escuchamos el reclamo de sus derechos.

La evolución tecnológica no ha sido problema para la radio, destacó, exponiendo que ha permitido reinventarse. "Son pocos los problemas que se presentan para instalar una emisora actualmente, pudiéramos decir, que no es tan complejo como antes. La nueva era, por ejemplo, ha permitido que nos escuchen a través de un teléfono móvil, aunque todavía se aprecian a personas sintonizando su emisora de preferencia en esas cajitas mágicas que aun conservan los tubos", subrayó.

Para García Álvarez, "la radio siempre será la misma", desde el sentimiento, la pasión, el esfuerzo. "Los cambios se reflejan es en hacerla, para que llegue a más lugares, porque siempre será un medio participativo. Pero no olvidemos que tenemos que respetar a nuestras audiencias, para que el reconcomio sea reciproco", acotó el locutor, quien en la actualidad es director de Ondas Contemporáneas, una emisora que se escucha en cualquier parte del mundo gracias a la tecnología streaming,

ES INCLUYENTE


Dayana Alexandra Fereira Plasencia, periodista y locutora afirmó que el día de la radiodifusión en Venezuela se tiene que celebrar "haciendo buena radio".

Señaló que hablar de este medio, es referirse a la inclusión social. "Revisando la historia de la radiodifusión en el país, uno se encuentra los episodios de emisoras censuradas por informar al pueblo, lo que nos motiva a seguir trabajando con más esfuerzo", manifestó.

Fereira Plasencia indicó que la radio viene cumpliendo con un papel preponderante para el pueblo en general, quien mantiene la ilusión de un porvenir mejor.

Como mediadora, la radio busca las estrategias para la interacción y su accesibilidad, detalló, "porque hay que buscar las maneras de consolidar la inclusión".

La periodista hizo hincapié que "la radio es una compañía para las personas", por lo que se está en la obligación de "hacer radio para todos y para todas".

"Es lo que ha imperado en la radiodifusión venezolana, la buena radio. Uno recuerda esos grandes programas radiales, musicales, informativos, de opinión, y se refrescan tantos sentimientos. Hay que buscar esa manera que las audiencias se identifiquen con uno, esas son las huellas de los pioneros en el país".

Sobre el tema "la radio se niega a morir", indicó, que no está de acuerdo, asegurando que no se puede ver que está "moribunda".

Eso lo han dicho desde hace mucho tiempo, expuso, "creo que tienen más de cien años que lo están asegurando, pero cada vez que sale a la palestra ese asunto, la radio se reinventa y se rejuvenece. Por ello nos pueden escuchar casi al mismo tiempo, gracias a la tecnología, una familia de La Candelaria en el municipio Mario Briceño Iragorry en Aragua con otras en Argentina, Chile o en cualquier parte del mundo".

Tenemos que seguir trabajando para el pueblo, aseveró. "Nuestra tarea es continuar ofreciendo programaciones con contenido, con sentido social, que las personas se sientan identificadas, con valores y criterios", concluyó.

HBRI-elsiglo

Loading...