Diablos Danzantes de Turiamo celebraron el Corpus Christi

La situación de la pandemia amerita más cuidado al momento de llevar a cabo cualquier encuentro masivo, que obliga a cumplir con mayor severidad los protocolos de bioseguridad para evitar el contagio y la propagación del Covid-19. Bajo esta consideración, se cumplió con mucha devoción y alegría, la celebración del Corpus Chisti en el conocido sector 23 de Enero de Maracay, que por supuesto, contó con la presencia de los Diablos Danzantes de Turiamo, quienes en un ritual de mucha espiritualidad, música, bailes y hermandad, se rindieron ante el Santísimo Sacramento del Altar.

Loading...

Sin duda alguna, esta celebración marca un precedente dentro de la cultura nacional, toda vez, que mezcla una serie de elementos significativos que consolidan el arraigo y las tradiciones venezolanas.

Para quienes forman parte de esta celebración, cada año, el noveno jueves después del Jueves Santo o día del Santísimo Sacramento se realiza el Corpus Christi, tradición de la costa central de Venezuela.


La conmemoración de la presencia de Cristo en la Eucaristía, se celebra desde 1582 y su devoción ha crecido en el tiempo. Se ha entendido y se aprecia en la recreación que realizan los Diablos Danzantes, que celebran el triunfo ancestral del bien sobre el mal.


Juan Carlos Flores representa a los Diablos devotos de Turiamo, con la jerarquía de segundo capataz, manifestó, "celebramos el Día de Corpus Christi, en honor a nuestro señor Jesucristo, sacramentado en la eucaristía".


Indicó que la tradición cada año comienza con el velorio de Corpus, que se traduce en la construcción del altar, en el que participaron mujeres y hombres, quienes se encargaron de decorar, mientras que otros colaboradores prepararon los alimentos para el compartir general de los integrantes de la cofradía.

Explicó que posteriormente se encendieron las tres lámparas que representan al Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Flores, respetando la cadena de mando dentro de la cofradía, se apartó, para que el primer capataz, Simón Tovar, el representante mayor, continuara ofreciendo detalles de la programación por la celebración del Corpus Christi. "Nos debemos a nuestro Santísimo Sacramento del Altar. Hoy es un día sagrado, para nosotros, hoy es una fecha como representan las celebraciones por ejemplo, de la Virgen de Coromoto, del Valle, del Carmen. El patrón de nosotros, es el Santísimo Sacramento del Altar, representado en la hostia consagrada", resaltó.


Tovar resaltó que en la noche anterior (miércoles) se escapó un diablo y siguiendo las tradiciones, dio los tres brincos que representa que está suelto. El primer capataz dijo con mucho hincapié que nuevamente los Diablos Danzantes figuraron con sus máscaras y vestimenta con estampados de colores, cintas, alpargatas y campanas, que al ritmo de maracas, cajas, tambores o instrumentos de cuerda bailaron para espantar al maligno.

Se programó una misa, señaló Tovar, que estuvo a cargo del padre Juan Arango, de la parroquia San Pablo Apóstol del barrio 23 de Enero.

El cura que caminó entre los Diablos Danzantes hasta el altar enfatizó, "nos encontramos hoy en la solemnidad de Corpus Christi, en una gran alegría espiritual, de tener esa acción de alabanza ante el Santísimo Sacramento".

Resaltó el cura que a pesar de la situación pandemia, se ha celebrado el Corpus Christi de una forma reservada y serena para evitar los contratiempos que pueda ocasionar el Coronavirus.

"El sector 23 de Enero se ha caracterizado por tener esta costumbre con los Diablos Danzantes y de los sanjuaneros que vienen próximamente. Como sacerdote, párroco y padre espiritual de esta comunidad, se les ánima a seguir con sus costumbres dentro de un marco de transformación, para lleguen al verdadero Santísimo Sacramento", puntualizó.
Resaltó que esta celebración permite dar a la comunidad "un poquito de alegría, en medio de esta tristeza y agobio que ha desencadenado esta pandemia".

La devoción en Corpus Christi, afirmó el padre Arango, permite apreciar el trasfondo de estas creencias y tradiciones, porque estas celebraciones dejan ver "al demonio destruido a través del Santísimo Sacramento".

HBRI. | elsiglo

Loading...