Falla en distribución de diesel sigue afectando transporte público

La distribución de diesel en las diferentes estaciones de servicio de la región continua marcando la pauta del porqué "merma" el servicio de transporte publico urbano en las distintas jurisdicciones del estado Aragua.

Loading...
Son pocas las unidades que llegan al Terminal de Maracay a recoger pasajeros

Está situación no ha presentado mejoría desde que comenzó el 2021, que si bien ocasiona problemas a quienes utilizan vehículos para movilizarse, afecta en mayor grado al transporte público de pasajeros.

"Ese es un problema que nos afecta notablemente a los transportistas, porque no nos permite prestar el servicio con normalidad, como lo deseamos", declaró Reinaldo Pérez, delegado de la línea Las Delicias.

Precisó que cuando en las estaciones no tienen combustible suficiente o deben cerrar, ellos también se paralizan, parcial o totalmente. "Cuando eso pasa perdemos mucho tiempo, horas en las colas. Antes se podían dar seis vueltas, hasta ocho para cubrir el recorrido de la ruta, pero hoy en día apenas damos tres", destacó.

Pérez indicó que "no se ve cambio de este panorama que nos afecta a todos", resaltando que el Gobierno Nacional "como que tiene otras preocupaciones a las cuales le dan prioridades".

Freddy Colmenares, conductor de la línea La Coromoto, resaltó que la situación de gasoil es más crítica con el paso de los días, apuntando que la problemática de centra en la distribución. "Esto ya no es raro, esto es algo muy grave que está pasando y las autoridades deben buscar la manera de resolver. Aquí si hay producción de combustible, pero lo están desviando para favorecer otros factores", afirmó.

Colmenares puntualizó que en los casos de las colas las autoridades debían aplicar un plan de contingencia para darle trato preferencial al transporte de pasajeros. "Hace poco ajustamos los precios de los pasajes, primero para poder comer, y segundo para reunir y poder trabajar. La comunidad no entiende estos aspectos, por lo que deben recordar que los choferes también somos seres humanos que comemos y pagamos en dólares la comida y el diesel", argumentó.

Iraida Alvarado, quien se encontraba en el Terminal de Maracay, esperando "embarcarse" en una unidad para ir hasta su residencia en La Coromoto, resaltó que la situación que se viene presentando con la distribución de gasoil se debe "a la mala planificación" en bien de la comunidad en general. "Las autoridades del país no se han pronunciado con relación al combustible porque si hay producción, tal vez no en aquellas cantidades hasta para regalar, pero hoy en día, Pdvsa aún se mantiene en su producción. La planificación sencillamente es para favorecer a algunas prioridades, aquellas que pueden pagar en dólares, eso es lo que viene ocurriendo, ese es el cáncer realmente", enfatizó.

Alvarado expuso que hace pocos días el Fiscal General de la República habló sobre la trama de corrupción en Lácteos Los Andes, aseverando la dama, "ojalá al poeta Tarek William Saab se le ocurriera ir más allá de lo que viene ocurriendo con el combustible. Dios mío, es que estoy segura que de encontrar por donde entrar, el Fiscal daría en el blanco, porque con la situación del combustible en Venezuela, hay mucha tela que cortar en materia de corrupción y eso se sabe por doquier".

La joven estudiante Betania Santaella, quien también estaba varada en el Terminal, destacó que los más afectados por "estas cosas" son los que se movilizan en la zona urbana. "Creen, que por ser pasajero uno no sabe lo que está pasando. Uno es el que más sufre con todo esto. Aquí hay intereses por enfocados en tener esta situación así. Yo les voy a poner un ejemplo, si Betania Santaella tuviera un pipote de combustible de unos 100 litros, estoy segura me llega la policía y me lleva presa y me condenarán sin derecho a la defensa por tráfico de gasolina o gasoil, pero a los de cuello blanco, a los que realmente tienen esta problemática, a ese no le hacen nada, por eso estamos como estamos", subrayó.

Santaella apuntó que en algún momento se terminará de descubrir lo que está ocurriendo con el combustible en el país, resaltando que "no hay mal que dure 100 años". "Mientras tanto, aquí estoy, esperando que llegue una camioneta para poder irme hasta mi casa. Nos dicen que son pocas las unidades que están cargando para Los Cocos (sur de Maracay) porque los choferes están haciendo cola en las bombas. Aquí seguimos, siendo testigos de las fallas", concluyó.

HBRI. | elsiglo

Loading...