Catedral abrió sus puertas para la veneración de las Reliquias

A las 8:00 de la mañana de este lunes las puertas de la Catedral de Maracay abrió sus puertas para recibir a los maracayeros que transitan a diario por el centro de la ciudad, para realizar sus peticiones frente a la imagen y reliquias del beato José Gregorio Hernández.

Loading...

Devotos agradecieron e hicieron sus peticiones

El padre Jesús Díaz Dagger, párroco de la Catedral, nos comentó, "el domingo 9 de mayo recibimos las reliquias del beato, el cual viene a bendecir la ciudad y a todos sus habitantes. Por esa razón este lunes abrimos las puertas para que todos puedan venerar las reliquias y elevar sus oraciones y peticiones".

Detalló que para hoy martes a las 7:00 de la mañana se celebrará una misa en acción de gracias por todos los favores recibidos. "Nuestro pueblo sigue de júbilo y de fiesta por la beatificación de José Gregorio y las puertas del templo seguirán abiertas para recibir a los fieles seguidores de nuestro beato".

MARACAYEROS HICIERON SUS PETICIONES

En medio de la rutina y el agite que trae el día a día, los maracayeros manifestaron sentirse felices al ver las puertas de la Catedral abiertas, exhibiendo las reliquias del doctor José Gregorio Hernández.

"Con el corre corre que implica vivir el día a día y para aprovechar al máximo la semana de flexibilización para hacer las diligencias, pasé por todo el frente de la Catedral y vi la puerta abierta y enseguida entré", dijo Clementina Díaz.

Añadió que son muchos los favores que le debe al doctor José Gregorio Hernández. "Al ver sus reliquias e imagen me arrodillé y le di gracias por todo lo que he recibido a través de su intersección y le pedí con mucha Fe que erradique el virus del mundo".

De igual forma, Dora Castillo dijo, "hace más 10 años yo me encontraba con unas dolencias a nivel del vientre, un día después de terminar los oficios me acosté con mucho dolor y me quedé dormida; soñé con el doctorcito, sus manos parecían dos motas de algodón que tocaban mi vientre, sentí un alivio inmediato y lo vi con su bata blanca y al irse dejó una estampita en la cama. Yo soy creyente y una mujer agradecida por curarme, vengo desde Altagracia, estado Guárico a venerarlo en la Catedral".

Brizaida Rivas aseveró, "soy creyente del doctor Hernández y aunque a mi no me hizo un milagro, a mi mamá si y por eso le estaré eternamente agradecida. Su beatificación es el milagro que todos los venezolanos estábamos esperando y estamos felices por eso".

Para finalizar, Obelis Guedez nos contó su historia. "Cuando yo tenía 14 años y trabajaba la construcción me dejaron caer un saco de cemento en la espalda, lo que me causó una lección que no se manifestó hasta que fui adulto. Hace 6 años los médicos dijeron que debían operarme y como en Barinas somos muy devotos de él, le pedí con Fe que interviniera y me permitiera salir con bien y así fue, por eso estoy aquí dando las gracias y pidiendo salud para todos los venezolanos".

IRIOS MÉNDEZ | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...