Los trabajadores se quedaron con los "crespos hechos"

El profesor David Rodríguez, directivo del Sindicato Único del Magisterio del estado Aragua, calificó de "burla" el aumento salarial anunciado recientemente por el Ejecutivo nacional.

Loading...

Teodomiro Aguilar

"Ese salario no se corresponde en nada con la grave situación económica del país, en el caso de los docentes, éstos se quedaron en el aparato", dijo.

Asimismo, Rodríguez señaló que el aumento salarial dejó a los trabajadores de la educación con un incremento que no se puede llamar sueldo, por no tener poder adquisitivo.

Al respecto, el profesor aseveró que "los aumentos salariales deberían expresarse en Venezuela en otro tipo de moneda, ya que la nacional está por el suelo, totalmente devaluada, como nunca antes en nuestra historia".

Por otra parte, Teodomiro Aguilar, representante de la Alianza Social de Trabajadores de Aragua, resaltó que "el aumento salarial no es un incremento; solamente se ha producido una asignación a los trabajadores del país, igualmente con lo que respecta a la pensión".

De esta manera, el profesor Aguilar aseveró, "los 7 millones de bolívares no alcanzan para los trabajadores, haciendo de esta manera referencia a que nuevamente el Gobierno nacional se divorcia de unos lineamientos de carácter social, para darle protección de esa pírrica asignación".

Entre tanto, el representante de ASTA comentó que el personal jubilado de la educación quedaron excluidos del bono de alimentación, tomando en cuenta que los trabajadores pensionados tienen situación económica comprometida.
Al respecto señaló, "la situación de hambre en el sector de pensionados es crítica y el Ejecutivo nacional sabe que tenemos necesidades prioritarias y no ha permitido la cancelación de la cesta ticket para este sector".

En este sentido aseveró, "de igual forma obviaron una política social de garantizarnos las medicinas para las enfermedades de carácter crónico, como es el caso de los hipertensos, enfermedades cardiovasculares, entre otros; pedimos la revisión de esas asignaciones y las reivindicaciones de carácter social".

De igual forma recalcó que es importante indicar que el contrato colectivo ha sido cercenado desde la Inspectoría del Trabajo, desde donde se negó la discusión de dicho tratado a través de la resolución 2792, que la amparó el nuevo Ministro de Educación que para el momento estuvo a cargo del Ministerio del Trabajo".

Con respecto al tema, Aguilar comentó, "lamentablemente no sumamos esperanzas con el ministro de Educación, Eduardo Piñate, ya que es el promotor y ejecutor de las políticas de las contrataciones colectivas".

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...