Militares asumieron el poder en dos provincias del Congo

El Ejército de la República Democrática del Congo (RDC) asumió este jueves el poder en las conflictivas provincias nororientales de Kivu del Norte e Ituri, con motivo del estado de sitio que rige desde este jueves en esos territorios.

Loading...
Congo
Foto: Referencial

Félix Tshisekedi, presidente congoleño, había declarado el "estado de sitio" en Kivu del Norte e Ituri para atajar la violencia de grupos armados que durante años han causado miles de muertos y desplazados.

"La paz duradera es la condición 'sine qua non' de nuestra felicidad y el desarrollo de nuestro país; por lo tanto, invito a todos los congoleños y congoleñas a una movilización total para unirse a nuestras fuerzas armadas desplegadas para proteger nuestro territorio", dijo.

Esta situación excepcional estará vigente desde este jueves y regirá durante 30 días, pese al temor de organizaciones defensoras de los derechos humanos sobre la posibilidad de que los militares puedan cometer abusos.

"Expresamos muchos temores, sobre todo porque todos sabemos que los militares no respetan los derechos humanos, especialmente en aquellas provincias donde circula el oro en Ituri y cobalto en Kivu del Norte", señaló Jean Claude Katende, presidente de la Asociación Africana de Derechos Humanos (Asadho), en referencia a la riqueza naturales de esas zonas, que se disputan grupos armados.

"Si no se siguen las medidas existe el riesgo de que aumenten las violaciones de derechos humanos; las preocupaciones son grandes", advirtió Katende.

Deproche Muchena, director regional de Amnistía Internacional para África Oriental y Meridional, también advirtió de que "los poderes de emergencia del estado de sitio pueden dar lugar a más violaciones de derechos humanos si se abusa de ellos".

Por eso, subrayó, "deben ejercerse de la forma menos restrictiva y durante el menor tiempo posible, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos".

ACTUACIÓN CON RESPONSABILIDAD

Desde las Fuerzas Armadas, el portavoz del Ejército en la provincia de Ituri, teniente Jules Ngongo, aseguró que los militares actuarán con responsabilidad.

"Somos un ejército profesional que da un buen ejemplo en el respeto de los derechos humanos; y la misión más grande es proteger al país, a los civiles; esto es lo que hacemos; sin embargo, somos víctimas de denuncias y no de pruebas", arguyó.

Organizaciones de la sociedad civil, por su parte, esperan que la medida excepcional traiga paz a las dos provincias.

"Nosotros, la sociedad civil, estamos monitoreando las distintas medidas y estrategias que ha tomado el Jefe de Estado y su gobierno; apoyaremos cualquier medida y estrategia que nos traiga paz y seguridad en la provincia de Kivu del Norte e Ituri", dijo el activista Kizito Bin Hango.

"Por el momento, como sociedad civil, estamos en proceso de sensibilizar a la población para que apoye, se adhiera a esta medida de estado de sitio decretada por el Estado", agregó.

Decenas de grupos armados permanecen activos en el este de la RDC, repartidos entre las provincias de Kivu del Norte, Kivu del Sur, Ituri y Tanganica.

Entre estas milicias, nacionales y extranjeras, se encuentran, por ejemplo, el Ejército Patriótico por un Congo Libre y Soberano (APCLS), las islamistas Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), la Cooperación por el Desarrollo del Congo (Codeco) y la Fuerza Patriótica e Integracionista del Congo (FPIC).

Estos grupos mantienen a la región oriental de la RDC sumida en el conflicto desde hace años pese a la presencia del Ejército congoleño y las fuerzas de la Misión de las Naciones Unidas (MONUSCO), con más de 15 mil efectivos desplegados en el país.

EFE

Loading...