"Agua estancada y hedionda" en la entrada norte de Caña de Azúcar

Loading...

La señora Rosa de Manrique, habitante del sector 1 de Caña de Azúcar, específicamente por la vereda 43, en nombre de todos los vecinos de la zona, le hace un llamado al gobernador Rodolfo Marco Torres y al alcalde Brullerby Suárez para que instruyan las directrices respectivas en virtud de realizar las labores de destapar el canal que está obstruido por una gran cantidad de material sólido provocando estancamiento de agua.

"Estamos viviendo mucha zozobra con esta situación del canal, primero, porque está afectando la salud, y segundo, si esto sigue así, con la llegada de las lluvias puede ocasionar muchos más problemas", enfatizó la dama.
Indicó que el agua "está empozada", convirtiéndose en un criadero de mosquitos, por lo que representa una amenaza para la propagación de enfermedades.

"Como es sabido, tenemos la situación del Covid-19, del cual mantenemos todas las medidas de bioseguridad, pero el canal puede ser un foco para el contagio de otras padecimientos, como el dengue y cólera", mencionó.

La señora detalló que "esa agua cochina" provoca una hediondez a toda hora. "Ya algunos vecinos han presentando problemas respiratorios y de la piel, que en ocasiones no han tenido para comprar un medicamento", apuntó.

Esto comenzó prácticamente unas semanas después de lo ocurrido el pasado 9 de septiembre del año pasado con la crecida del río El Limón, afirmó. "Ante ello, solicitamos a las autoridades respectivas para que realicen los trabajos debidos y puedan solucionarnos esta problemática", acotó.

La vecina pidió al Gobernador y al Alcalde, que presten atención a esta denuncia. "Este canal está colapsado. No nos va a matar el Covid, ni la necesidad económica que sabemos que estamos viviendo, pero esa agua estancada puede acarrear muchos problemas de salud".

Indicó que la mayor cantidad de personas que viven por los alrededores del canal son adultos mayores, la mayoría mujeres. "Quisiéramos limpiarlo nosotras mismas, pero se necesitan maquinarias para ejecutar la labor de limpieza, ya que se encuentra acumulado gran cantidad de desechos sólidos, entre tierra, basura y escombros", añadió.

Explicó que por ese canal es un desagüe del agua que viene desde El Paseo, atraviesa la avenida Universidad hasta Los Apamates y desemboca en el caño que cae al río El Limón.

"No sólo afecta a quienes residimos por la vereda 43, sino también a los habitantes que viven por las veredas desde la 39 para acá", aseguró.

Reconoció la señora Rosa de Manrique que la problemática del canal "empeora" por la inconsciencia de vecinos que arrojan basura al canal. "También le hacemos un llamado a esos habitantes que colaboran para obstruir el recorrido del agua. Tenemos muchos problemas por falta de atención gubernamental, como para que también vengamos nosotros a agravar esta situación", resaltó.

Señaló que en los últimos meses viven bajo asedio tanto del Covid-19, la situación económica por la que atraviesan todos los venezolanos, y también de las consecuencias negativas que puede generar el agua estancada en el canal.

"Muy pronto llegarán las lluvias, y con ello, el nivel de agua estancada y hedionda aumentará. No es de extrañar que se vaya a desbordar y las casas se vean afectadas. Esto es verídico, que vengan las autoridades a confirmar lo que estamos denunciando, aunque tanto el Gobernador como el Alcalde tienen conocimiento de esta realidad, por todas las vías se lo hemos hecho saber. No dejen que esto empeore, eviten un brote de otras enfermedades", puntualizó para finalizar.

HB. | elsiglo

Loading...