Roseliano García Soto: Aborda en su obra un entorno mágico y telúrico

"Rosaliano García Soto, es un artista visual con una dilatada trayectoria en el país nacido en Barquisimeto, estado Lara, es un creador que aborda una propuesta que permiten vislumbrar las preocupaciones estéticas por las cuales transita su quehacer plástico. La suya, es una obra que aporta una visión acerca del entorno, un entorno mágico y telúrico con expresivos colores y formas que se pueden encontrar en el seno del tejido de su discurso plástico".

Loading...


Hay en sus piezas testimonio de su dominio técnico y se dan, en cada exploración, soluciones de alta calidad. Usa el pincel, el acrílico, el lienzo, la espátula; intuye tonos, valores, intensidad, saturación; crea espacios, formas, trazos, armonía; en fin, genera ritmo y musicalidad, su composición es a veces improvisada, pero más allá de ese libre albedrío que pareciera realmente disfrutar, hay espacio para un estilo más estabilizado o estructurado que el artista no descuida, aunque en esencia su trabajo esté emocionalmente cargado de expresión directa y de verdadera eclosión creativa.


Es egresado de la Escuela de Artes Plásticas Martín Tovar y Tovar, se ha hecho acreedor de importantes reconocimientos en el devenir de su trabajo plástico, entre ellos el gran Premio Héctor Rojas Meza, en el Salón de Arte de Cabudare, Barquisimeto, Primer y Segundo Premio de pintura y escultura, Salón de Arte Caribe, estado Falcón, Mención de Honor en la II Experiencia de Arte Efímero, X Salón Municipal de Pintura, Maracay, Edo. Aragua- 1990, artista invitado en el 32 Salón Nacional de Arte Aragua, además ha participado en importantes exposiciones individuales y colectivas, incluyendo los Salones de Arte de significativa relevancia en el país.


Compartimos con nuestro lectores la entrevista que le hicimos, espero la disfruten.

YR: Roseliano, para iniciar esta entrevista nos gustaría entender al creador, pero también ir un poco más allá, mirar el lado humano que es la raíz; cuéntanos de tu niñez, ¿cómo tu ambiente influyó en tu interés por el arte?

RG: Soy el tercero de seis hermanos, era muy tímido y la única forma de pasar el tiempo era dibujando. Abandoné la escuela en 6to grado y me inscribí en la EAP Martín Tovar y Tovar, allí comencé a estudiar arte con mi hermano Pastor García, Esteban Castillo y Simón Gouvernier.

YR: ¿Cómo es tu relación con la pintura, cómo dialogas con ella?

RG: El diálogo con la pintura es un acto de comunión.


YR: ¿Quiénes conviven contigo en el día a día al momento de trazar sobre una tela, qué imaginario se viene a tu mente en ese instante para crear esas formas?

RG: El proceso es muy espontáneo, una lucha de formas y colores. A mi mente vienen imágenes de las vivencias cotidianas.

YR: Aprecio y lo veo fundamental en tu obra esa espontaneidad y la expresividad, ¿cómo es ese proceso para desarrollar tu trabajo pictórico?

RG: Tomo en cuenta los códigos plásticos, y estos se conjugan con la parte espiritual logrando la expresividad de la obra.


YR: Hay obras en las que posiblemente puede haber de manera subyacente algún fantasma de tus indagaciones anteriores ¿de qué tipo? ¿te haces preguntas acerca de lo que implica tu relato en tu obra?

RG: No hay fantasmas, se trata de manifestaciones de mis propias vivencias. A través de ellas llego a mi forma personal de expresión.

YR: Has abordado varias vertientes en tu investigación, ¿qué te lleva a inclinarte por el Realismo Mágico?

RG: Por mis raíces caribeñas y la influencia de la agricultura presente en la Fiesta de las Turas, ritual ancestral de la cultura Ayaman donde se agradece a la Madre Tierra por su sustento.

YR: Y tu relación con lo ancestral, ¿cómo surge esa devoción tuya por todo lo que implica ese tema y que forma parte de tu proceso creativo?

RG: Mi familia tiene raíces afrodescendientes y de los indígenas Gayones, y mucho de esas culturas han estado presente en nuestro día a día. Eso me ha motivado a investigar sobre el sincretismo cultural que nos rodea.

¿YR: Qué es para ti la plástica o la estética?

RG: Es la aplicación de los conocimientos plásticos en la creación de una obra, de manera armónica con un discurso coherente.

YR: El ser humano se conecta con la pintura abstracta, por consiguiente, el espectador inquieto interpreta esa tendencia de las artes. Pero tal vez nos encontramos con otros interesados, digamos, más por el proceso de chorrear, manchar e improntar, y esas son distintas elucidaciones de las que ven en tu obra ¿qué te responderías tú en ese caso?

RG: Para el espectador el arte es una ventana para encontrar algo muy personal, allí se activan sus propias experiencias, independientemente del proceso creativo del artista.

YR: Eres escultor utilizando diversos materiales y los mismos cobran vida en cada obra que ejecutas, ¿cómo nace ese proceso, fue desarrollado a la par de tu propuesta pictórica?

RG: Fueron procesos simultáneos, sólo se dio un paso de la obra bidimensional a lo tridimensional. El concepto plástico es el mismo.

YR: En la pintura o en la creación, lo que importa es la sensorialidad y el acto de pintar es puro ¿dónde quisieras devolverte tú cuando hablamos de este tema?

RG: Las dos cosas son importantes para el logro de una obra consistente y de calidad plástica.

YR: ¿Cómo valoras tu relación con el mercado del arte?

RG: Mi obra no es comercial, no entra en la mayoría de los parámetros de Galerías Comerciales.

YR: Háblame sobre tu trabajo desde el performance y las instalaciones ¿cómo se gesta esa vertiente en tu quehacer artístico?

RG: Mi abuela materna era curandera y desde muy niño observé sus rituales y como sanaba con plantas, eso me abrió una ventana para recrear esa experiencia a través del Performance e Instalaciones donde utilizo elementos ancestrales y telúricos.

YR: ¿Cómo ves el panorama artístico en el país? ¿Crees que la situación actual ha disminuido el trabajo en los talleres?

RG: Opino que la mayoría de los artistas, al estar confinados en sus talleres disponen de más tiempo para la creación y de medios digitales para difundirla.

YR: Hay separación física entre vida y obra, ¿O necesitas producir constantemente para seguir dentro del proceso creativo?

RG: No, pues mi obra y yo estamos en interacción constante.

YR: ¿Qué impulsa tu obra desde las emociones, la familia, el artista, el hombre, su entorno, tu ciudad Barquisimeto, estado Lara?

RG: Todos esos factores influyen en mi obra, pues forman de mi día a día.

YDELISA RINCÓN  | elsiglo

Loading...