Militar asesinó a su exesposa y simuló un suicidio

Una historia de violencia familiar tuvo su final sangriento, cuando en circunstancias que se investigan un hombre logró someter a su exesposa y trasladarla en contra de su voluntad a un apartamento de Caracas, donde finalmente la mata de dos tiros.

Loading...

El crimen tuvo lugar en un apartamento de Fuerte Tiuna

Consumado el feminicidio, el hombre trató de simular un suicidio e incluso intentó que los dos hijos fruto de esta relación, que se encontraban en el apartamento, fueran trasladados a la ciudad de Maracay, donde se presume que residía el militar feminicida.

Una vez los detectives investigaron el crimen y determinaron que se trataba de un homicidio, fue que trascendió a la prensa este dantesco caso, en el cual una mujer nuevamente es víctima de este tipo de acoso, incluso sin que sus familiares pudieran hacer nada para detener al sujeto, al parecer, por su condición de capitán de la Guardia Nacional Bolivariana.


Hinmarian Saraí Castillo Guzmán, asesinada por su exesposo

De acuerdo a la información disponible, la mujer fue identificada como Hinmarian Saraí Castillo Guzmán, mientras que su exesposo fue identificado como Dairo Montaño.

El crimen ocurrió en la sala de un apartamento del urbanismo Simón Bolívar, en Fuerte Tiuna, mientras que los dos niños, de 6 y 4 años de edad, se encontraban en uno de los cuartos.

ESTABAN SEPARADOS

Pese a que se encontraban separados desde hace dos años, Montaño obligó a su expareja a salir de Mariara, para trasladarse a Caracas, bajo condiciones que los familiares calificaron de secuestro. Una vez en Caracas, se instalaron en un apartamento de Fuerte Tiuna, propiedad de un compañero de fuerza de Montaño.

Aunque se desconoce si el militar pretendía que el matrimonio resucitara por la fuerza o si por el contrario intentaba convencer a su exesposa con nuevas promesas, los hechos indican que lo que realmente ocurrió fue un enfrentamiento.

Y durante una discusión que se originó en la sala de la vivienda, el militar sacó un arma de fuego y le disparó a Castillo Guzmán en dos ocasiones. Uno de los tiros fue en la nuca de la víctima.

PRESUNTO SUICIDIO

Tras cometer el asesinato, Montaño llamó a los familiares de Hinmarian Saraí y les informó que se trató de un suicidio. Sin embargo, investigaciones del Cuerpo de Investigaciones Penales, Científicas y Criminalísticas determinaron que se trató de un asesinato.

La seguridad y frialdad con la que Montaño se manejó luego de asesinar a sangre fría a la madre de sus hijos, lo llevó incluso a disponer de la vida futura de los infantes. Llamó a sus familiares para que se llevaran a sus hijos a Maracay, donde aparentemente reside el acusado.

Se conoció que las autoridades en el sitio llamaron al Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, que se encargó de entregar los niños a los padres de la víctima, como establece la ley.

Funcionarios de la Policía Militar y la Policía Nacional Bolivariana aprehendieron a Montaño en el lugar del suceso.

NUEVA RELACIÓN

* Se conoció que la pareja había tenido fuertes discusiones debido a enfermizos celos del militar, situación que al parecer empeoró porque la mujer inició una nueva relación sentimental.

* El capitán de la GNB presuntamente se trasladó a Mariara, donde habría amenazado con su arma de fuego a los allegados de la víctima al frente de una licorería.

* Se presume que los familiares no hicieron nada para detener al sujeto, a sabiendas de su condición de funcionario castrense con arma de reglamento.

* Montaño estaba adscrito a la Dirección de Tecnología de la Información y Comunicaciones de la Guardia Nacional Bolivariana.

Elsiglo

Loading...