Trinidad y Tobago permite a narcotraficante en fase terminal volver a Venezuela

Las autoridades judiciales de Trinidad y Tobago permitieron a José Salazar, de 60 años, un narcotraficante venezolano en fase terminal de cáncer, volver a su país para recibir los cuidados paliativos necesarios en sus últimos meses de vida, a los que no tenía derecho por su condición de extranjero.

Loading...
Trinidad y Tobago

Medios locales recogen este viernes el caso del ciudadano venezolano, acusado en 2018 por cargos de tráfico de cocaína y con una esperanza de vida de solamente meses, quien pudo volver a su país.

La jueza Nalini Singh varió, para permitir la vuelta a casa de Salazar, la fianza del venezolano, que estaba custodiado en el Complejo de Ciencias Médicas Eric Williams, donde fue operado en julio de 2020.

Singh otorgó a Salazar su propia fianza por la suma de 1.500 dólares estadounidenses debido a sus "circunstancias médicas atenuantes".

TOMA LA EMBARCACIÓN A VENEZUELA

La jueza ordenó acompañar a Salazar al puerto de Chaguaramas, donde tomó una embarcación que lo llevó a su Venezuela natal.

Un portavoz del Departamento de Inmigración dijo a los periodistas que el hermano de Salazar hizo arreglos con el capitán de un barco pesquero venezolano, quien recibió permiso para ingresar a las aguas de Trinidad y Tobago.

En su solicitud de libertad bajo fianza, los abogados de Salazar dijeron que necesitaba un tratamiento oncológico adicional que implicaba quimioterapia y radioterapia.

El 29 de marzo, uno de los médicos de Salazar se comunicó con sus abogados diciéndoles que su estado era "muy grave" y que solo le quedaban meses de vida.

También dijeron que necesitaba cuidados paliativos a los que no podía acceder por no ser nacional de Trinidad y Tobago.

La solicitud agregó; que Salazar no pudo acceder a su fianza que le permitiría regresar a su casa para recibir tratamiento ante la falta de medios económicos.

Los médicos que trataron a Salazar testificaron virtualmente en la audiencia de fianza ante Singh.

Los funcionarios de la corte confirmaron que los abogados de Salazar estaban trabajando para asegurarse de que llegara al barco pesquero.

Finalmente, Salazar embarca a última hora del jueves, tal y como se divulga a través de las redes sociales.

Salazar estaba acusado de la posesión de casi un centenar de kilogramos de cocaína; cuyo valor en el mercado negro se estima en cerca de 7 millones de dólares.

Salazar fue detenido por la Guardia Costera en una operación en la que se incautaron 84 paquetes de cocaína; en una de las operaciones más importantes contra el narcotráfico de los últimos años.

EFE

Loading...