El reencuentro de un gorila con la persona que lo crió

Damian Aspinall es un empresario y conservacionista inglés que crió a Kwibi, un gorila bebé al que tuvo que liberar cuando este creció lo suficiente. Fue así que, varios años después, se animó a adentrarse en las profundidades de la jungla para buscarlo y recordar los momentos que pasaron juntos.

Loading...

Por el cual, sus conocidos que deseaba buscar al primate, se le advirtió sobre el riesgo al que se expondría. Y es que se supo que Kwibi, ahora un gorila salvaje, había atacado a las dos últimas personas que lo habían visto; no obstante, Damian estaba determinado a verlo. El hombre, entonces, se subió a un bote e inició la búsqueda de su viejo amigo gritando su nombre.

Luego de varias horas, el animal apareció repentinamente. Damian no lo dudó ni un segundo y saltó a tierra sin saber cómo reaccionaría Kwibi; sin embargo, su respuesta sorprendería a todos.

Cabe destacar, que se trataba del hombre que lo crió, el gorila abrazó y llenó de caricias a Damian, pero lo más sorprendente recién estaba por venir.

El animal le presentó al hombre a sus parejas, al mismo tiempo que lo abrazaba y se comunicaba con él.

De esta manera, por el amanecer y Aspinall tenía que retirarse junto a todo su equipo, pero tras iniciar su marcha, los tripulantes notaron que Kwibi había decidido seguirlos a lo largo del río. Fue así que el primate pudo llegar al campamento de los exploradores y se ubicó junto en frente de dónde se quedaron a dormir.

Al día siguiente, Damian se metió al río a bañarse y quedó sorprendido al percatarse que el gorila se había quedado allí toda la anoche esperando hasta que amanezca. Todo para ver por última vez a su amigo de toda la vida.

EFE

Loading...