Seis hombres asesinaron a tiros a un comisionado de la PNB

El crimen ocurrió delante del progenitor de la víctima a eso de las 7:00 de la mañana de este jueves en el barrio Carrizalito.  Los sujetos querían llevarse la pistola, pero el oficial superior la había dejado en la Comandancia General en El Llanito

Loading...

Este jueves aproximadamente a las 7:00 de la mañana, en la calle 2 del sector Carrizalito en Villa de Cura, parroquia San Luis Rey del municipio Ezequiel Zamora del estado Aragua, al menos seis hombres fuertemente armados sometieron a un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana y le dieron muerte de forma instantánea, en un hecho de sangre que causó indignación y consternación entre las fuerzas policiales, vecinos y familiares de la víctima.

Se trataba del comisionado jefe de la PNB, identificado como José Tomás Hidalgo Chinchilla, quien residía con sus seres queridos en el barrio Carrizalito, según la información revelada a los medios de comunicación.

Se dijo que el oficial de carrera se despidió de sus seres queridos poco antes de las siete de la mañana de este jueves, abordando su camioneta Cherokee con destino a la Comandancia General en El Llanito, donde cumplía con sus obligaciones de seguridad y orden público de la región caraqueña, y a una cuadra aproximadamente, se consiguió a su progenitor, quien se dirigía a un sitio a realizar una diligencia personal.

Momentáneamente Hidalgo Chinchilla detuvo su marcha e inmediatamente entabló una amena conversión con su padre por varios minutos. Una de sus frases expresadas sería lo siguiente: "Mi viejo, qué hace por ahí tan temprano en la calle".

Luego de las explicaciones del progenitor, el funcionario le respondió lo siguiente: "Voy a Caracas y ya se me hace tarde".

De pronto se acercaron sigilosamente seis hombres portando pistolas y revólveres, sometiendo al comisionado jefe, quien en ese momento se encontraba desarmado, ya que su pistola de uso oficial la había dejado en su puesto de comando por medidas de seguridad.

El oficial superior se vio atado de manos y pese a su clemencia para que le perdonaran la vida, recibió de los delincuentes varios disparos que acabaron con su vida casi de manera inmediata.

La intención de los hampones era robarle el armamento, y como vieron frustrada su acción delictiva, se llevaron la camioneta con rumbo desconocido, se informó de manera extraoficial a los representantes de los medios de comunicación social de la región.

La noticia de la muerte del comisionado corrió como pólvora por los comandos policiales y del Eje de Homicidios de Villa de Cura. En pocos minutos hicieron acto de presencia funcionarios de la DIEP, FAES, BTI, Guardia Nacional, Policía Nacional Bolivariana, Policía Municipal de Zamora y la Policía de Aragua.

La comunidad de Carrizalito y zonas aledañas fueron tomadas sorpresivamente por los cuerpos policiales de la región, incluso se practicaron allanamientos y detenciones preventivas hasta altas horas de la tarde y parte de la noche de ayer.

Aunque no hubo información a los periodistas de sucesos, los funcionarios de Homicidios manejan pistas de los criminales, quienes presuntamente forman parte de una banda de asesinos que incursiona en Villa de Cura en secuestro, extorsión, robo y hurto de vehículos, cobro de vacunas y violaciones.

Se trata de una peligrosa banda. Los funcionarios prometieron identificar y capturar a los responsables de la muerte del comisionado jefe José Tomás Hidalgo Chinchilla. El cadáver fue trasladado al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses en Caña de Azúcar del municipio Mario Briceño Iragorry.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...