Cicpc busca a "La Sardina" por muerte de latonero

"La Sardina", identificada como Carolina Páez, de 23 años de edad, mencionada como sospechosa en la muerte del latonero, es buscada hasta debajo de las piedras por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos al Eje de Homicidios de San Pablo en Turmero del municipio Santiago Mariño del estado Aragua.

Loading...
sardina

De manera extraoficial, se comentó que la mujer, quien reside en la urbanización Mata Caballo, parroquia Pedro Arévalo Aponte del municipio Mariño, anda huyendo de la justicia y hasta el momento se desconoce su paradero.

Se dijo que la madre de la joven (La Sardina) se comunicó en par de ocasiones, vía telefónica, con su hija, manifestándole que en la residencia se encontraba una comisión del Cicpc preguntando por Jesús Federico Blanco Mejias, de 22 años de edad.

Durante la primera llamada dio una versión y en la segundo, cambio de opinión, respondiendo que a ese sujeto tenía más de un mes que no lo veía. Dejó muchas dudas y circunstancialmente desapareció, lo cual hace presumir que tendría que ver con la muerte del ayudante de latonería y pintura.

Por lo tanto, es requerida por los funcionarios para tomarle declaraciones y responda por las acusaciones, se dijo a los reporteros. Se dijo asimismo que la ciudadana aparece relacionada con asunto de droga.

Como es del conocimiento público, Blanco Mejias desapareció a las 11:30 de la mañana del día 5 de abril, cuando salió de su residencia en La Herrereña, situada en la Intercomunal Turmero Maracay, con destino la población de Turmero a encontrarse con una amiga.

De allí se dirigió a Mata Caballo, en donde se reencontró con su novia, y al día siguiente, su cadáver fue localizado debajo del elevado de Santa Cruz, presentando varias heridas por arma de fuego.

Pese a la búsqueda, la madre del joven tuvo conocimiento del paradero de su hijo cuando acudió el lunes 12 de abril a la Base de Homicidios en Turmero, y lo identificó a través de su vestimenta y una Biblia. La víctima era cristiano evangélico y se congregaba en la Casa de Dios en el barrio Bicentenario.

Se dijo que los sabuesos no descartan ninguna de las hipótesis planteadas, y en los próximos días tendrían elementos sustentados de cuál sería el móvil del homicidio y quienes fueron los autores materiales.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...