Barrio 23 de Enero de La Victoria con servicios públicos deficientes

Los habitantes del barrio 23 de Enero, de La Victoria, municipio José Félix Ribas, denunciaron ser víctimas de los múltiples inconvenientes que sufren a raíz del mal funcionamiento de los servicios públicos. Señalaron, sentirse completamente desprotegidos por parte de la municipalidad de turno.

Loading...
Las calles a oscuras por las noches

Y es que según ellos, la falta de alumbrado público, vialidad deteriorada, ausencia de gas doméstico y hasta fallas en la distribución de agua por tuberías, son algunas de las dificultades que deben enfrentar a diario para llevar un nivel de vida digno.

"Ya llevamos tres meses del año 2021 y seguimos viviendo en el olvido, aquí no hay agua, no podemos caminar en paz por los huecos y si es de noche todo es peor, porque si caminamos nos caemos por la oscuridad y los cráteres; sino en la vía nos roban por la inseguridad. Estamos como quien dice a la buena de Dios, porque las autoridades competentes no nos toman en cuenta", expresó María Díaz, residente de la zona desde hace 35 años.

En este sentido, en un recorrido por la zona se conoció que el obtener el vital líquido se ha convertido en otro dolor de cabeza que aqueja a los pobladores, pues deben ir hasta las tomas de agua cercanas, para poder llenar los botellones, pipotes y tobos, que los ayude a realizar su aseo personal y los quehaceres de la casa.

En las afueras de las viviendas se encuentran los recipientes donde colocan el agua luego de "caletearla"

"Ya no sabemos cuánto tiempo tenemos sin recibir bien el vital líquido por tuberías. Tenemos que caminar y pasar odiseas para poder llevar un poquito de agua a nuestras casas, donde la mayoría tenemos niños pequeños y ancianos que tanto la necesitan. Esto es preocupante, porque nos estamos arriesgando no tanto a caminar por las noches, sino a contraer la nueva cepa del Coronavirus", expresó Yulimar Martínez.

De la misma forma, no dejaron pasar la ocasión con los medios de comunicación, para notificar el deficiente servicio de gas doméstico que hay en la zona. "Sabemos que el problema es en general, pero es que no nos traen ni un camioncito para por lo menos cocinar bien. Ya estamos cansados de cargar leña y no obstante, tragarnos todo ese humo que termina por enfermarnos, ya no nos va matar el Coronavirus, sino una asfixia por el humo que botan esos palos", exclamó José Pérez.

Para finalizar, los denunciantes hicieron un llamado a la Alcaldía de Ribas y a los entes competentes para que se aboquen al mejoramiento de los servicios públicos en la zona a la brevedad de lo posible, así como también exhortaron a los cuerpos de seguridad a realizar más labores de patrullaje para que así brinden un ambiente más tranquilo.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...