PSG visita al Bayern Múnich por la primera revancha

Loading...

Bayern Múnich y París Saint Germain (PSG) escribirán este miércoles el primer capítulo de la reedición de la última final de la Liga de Campeones; esta vez en el peldaño de los cuartos de final; un duelo marcado por las bajas del goleador polaco Robert Lewandowski; la gran referencia ofensiva del conjunto de Hans-Dieter Flick; y del italiano Marco Verratti; clave en la medular del bloque del argentino Mauricio Pochettino.

PSG

La lesión en los ligamentos de su rodilla derecha en el partido de su selección contra Andorra deja al defensor del título huérfano de su ‘9’; del estilete de un equipo que ha mantenido el rodillo iniciado la pasada temporada al que reta; una vez más; el PSG; ávido de resarcirse de la derrota sufrida en el estadio lisboeta de La Luz con el tanto de Kingsley Coman.

En la Bundesliga el Bayern dio el sábado un gran paso hacia el noveno título consecutivo al derrotar al Leipzig por 0-1; sin Lewandowski, y lograr una ventaja de siete de puntos sobre su perseguidor.

El partido contra el RB Leipzig no fue fácil y el Bayern llegó a estar en algunos momentos contra la pared, lo cual puede ser un mal presagio, pero parte de la verdad es en ese compromiso también faltaron dos jugadores importantes en defensa que fueron Jerome Boateng y Alphonso Davies que estaban sancionados.

Lo más probable es que Boateng y Davies vuelvan al equipo para el envite contra el PSG. Sin embargo, podría decidirse por el francés Lucas Hernández en lugar del canadiense, debido a su mayor eficacia en los balones divididos.

Hay una estadística curiosa y es que el Bayern no ha perdido nunca cuando Lucas Hernández sale como titular. Davies, sin embargo, ofrece más velocidad, y lo mismo ocurre con Niklas Süle, que jugó contra el Leipzig, en comparación con Boateng.

En el centro del ataque, en lugar de Lewandowski, lo más probable es que esté Eric-Máximo Choupo Moting, un exjugador del PSG. Una alternativa sería que Serge Gnabry jugara como falso nueve. Sin embargo, el germano-camerunés hizo un buen partido contra el Leipzig y podría tener continuidad en el once.

El París Saint-Germain viaja a Múnich en uno de sus momentos más duros de la temporada, lleno de dudas tras la derrota liguera contra el Lille y con la falta de confianza que le provocó el partido de vuelta contra el Barcelona en octavos de final de la Liga de Campeones.

El duelo contra el Bayern, su verdugo en la final del año pasado, aparece en su horizonte como un auténtico examen de su potencial, el que deberá determinar si el PSG ha dado el salto adelante que esperan sus propietarios o si su constelación de estrellas debe todavía esperar para asaltar los cielos.

En París esperan todavía que la conexión Neymar-Mbappé dé esta temporada todo el fruto que se presume a los dos jugadores más caros de la historia y afrontar a los actuales campeones parece el mejor momento para sacar sus mejores galas.

Sobre todo, porque el equipo afronta el compromiso con algunas bajas importantes, como Marco Verratti, positivo por coronavirus, al igual que el lateral derecho Florenzi, lo que debilita mucho el flanco derecho.

Thilo Kehrer no parece tener mucha confianza, por lo que el puesto puede ser ocupado por Colin Dagba, pese a su escasa experiencia.

El técnico argentino Mauricio Pochettino no podrá contar tampoco con el atacante Mauro Icardi, ni con Layvin Kurzawa, lesionados, mientras que Leandro Paredes está sancionado, lo que le obligará a cambiar un poco la estructura de su once.

Para reforzar el esquema, otro argentino, Ángel di María, podría comenzar en el banquillo en beneficio del brasileño Rafinha o el español Ander Herrera.

Danilo, junto a Guaye, asegurarán la firmeza en el centro del campo en ausencia de Verratti y Parede

EFE

Loading...