Birmania liberó a pareja de australianos detenidos tras el Golpe de Estado

Las autoridades de Birmania liberaron a una pareja de australianos, detenida hace dos semanas cuando trataban de salir del país; aunque mantienen bajo arresto al profesor Sean Turnell, un economista próximo a la depuesta líder Aung San Suu Kyi.

Loading...
Birmania
Foto: Archivo

"Estoy increíblemente aliviada de haber sido liberada y de camino a mi país, junto a mi marido Matt", apuntó en un comunicado Christa Avery, quien fue puesta bajo arresto domiciliario junto a su marido Matthew O’Kane.

Liberados

La australiana, quien residía en Birmania desde hace ocho años, aseguró que "han sido dos semanas muy estresantes, a pesar de saber que no habían hecho nada mal".

Afirmó sentirse "triste" de abandonar el país, donde los militares tomaron el poder el 1° de febrero en un Golpe de Estado.

Leer más: Birmania, fuera de control dos meses después del golpe de Estado

Sin embargo, Turnell se encuentra en prisión, a pesar de que todavía no se le han presentado cargos formales desde que fuera detenido; y antes de que surgiera el masivo movimiento de desobediencia civil que se opone al mando castrense y que resiste a pesar de la violenta represión de las autoridades.

"Tuvimos suerte al permanecer bajo arresto domiciliario y no ser enviados a prisión, como es el caso de Sean Turnell", indicó.

Asociación para la Asistencia de Presos Políticos

Según la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos de Birmania, 564 personas han fallecido desde el levantamiento militar; siete de ellos este domingo; aunque esta organización advierte de que el número de bajas es en realidad más alto, debido a los problemas para recopilar y corroborar datos.

Las autoridades han detenido a más de 2.667 personas, de las que más de 2.200 continúan bajo custodia, incluida Suu Kyi, jefa del Gobierno depuesta.

El Ejército ejecutó el Golpe de Estado con la excusa de un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre; en los que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en el 2015, en unas elecciones consideradas legítimas por los observadores internacionales.

EFE

Loading...