Viernes Santo con buena venta de pescado fresco

Pocas caras largas se apreciaban en los distintos puntos donde se vendían pescado fresco, tanto en Maracay, Caña de Azúcar, José Félix Ribas y El Limón. Muy risueños estaban encargados y vendedores; la razón de sus expresiones de alegría y emoción se pueden traducir en pocas palabras: hubo venta de sus productos este Viernes Santo.

Loading...
Las personas se llevaban las sardinas tanto enteras como el filet

Durante los primeros tres días de la semana la cosa estuvo difícil, porque el flujo de compradores fue bajo. El jueves sintieron cierto respiro, pero ayer el movimiento de personas "fue bueno, aceptable, salvó el año".

Al ser consultados del por qué el "día estuvo bueno", la mayoría de los vendedores coincidieron entre palabras más y palabras menos, que posiblemente los compradores se motivaron a buscar "el pescadito" debido a la tradición cristiana que dicta que el Viernes Santo no se come carne roja, como muestra de luto y penitencia ante la muerte de Jesucristo.

Raúl Amundaraín, que colocó su puesto en la principal de José Félix Ribas, dijo que los clientes esperaron este día para salir a comprar, tal vez confiando en la calidad del producto y los precios. "El pescado fresco ha mantenido precios en estas fechas en comparación con otros productos alimenticios como la carne roja, el pollo y el cerdo. Pero además de ello, todos los Viernes Santo como se sabe, las personas mantienen la tradición de comer la proteína tradicional en estos días, por eso observamos este movimiento de personas, buscando entre la variedad, lo mejor para llevarse a casa".

El vendedor señaló que sus productos son de Choroní, ofreciendo buenos precios para tranquilidad de los ciudadanos. "En este puesto tenemos lebranche, que ha sido el más buscado, atún, bonito, jurel y por supuesto las más leales, las sardinas".

Por su parte, el señor José Eusebio, quien estaba también por la principal del mencionado sector, expuso que las ventas se pusieron buenas hoy, porque en días pasados estuvieron más o menos.

- Este viernes no se puede comer carne roja y por lo tanto, las familias salieron a buscar las especies marinas. Para todos, la cosa se puso buena este día y eso nos contenta - argumentó, indicando además, que esperan tener buenas ventas este sábado y mañana Domingo de Resurrección.

Miguel "Ángelo" Mancine, quien tiene un puesto en el Mercado Periférico del sector 1 de Caña de Azúcar, indicó que paulatinamente las ventas aumentaron con el paso de la semana, aunque fue enfático, "todos estamos haciendo el sacrificio, porque ese dólar nos está matando".

"Sabemos que la situación está difícil para todos, pero lo importante es que los clientes ahorraron y los vemos con más presencia este día. En este negocio encontrarán variedad y precios aceptables, tenemos pescados y muy buenos, como cazón, pargo blanco, rabo seco, bonito y sardina", puntualizó "Ángelo" Mancine.

Fernando Pérez, también ubicado en el Periférico, destacó que sí se está vendiendo pescado fresco, porque algunas personas intentan mantener la tradición. "Nosotros abrimos tarde por problemas de transporte, pero aquí estamos y desde que llegamos estamos vendiendo, poco a poco, pero va mucho mejor que en días pasados", apuntó.

Pérez mencionó que las personas se han inclinado más por el pargo rosado que tiene un costo de 8 millones de bolívares el kilo.

Noemí Pérez, vendedora en las afueras del Mercado Libre de Maracay, comenzó titubeante su respuesta luego de ser consultada sobre el movimiento de clientes, "un pelo, regular", pero aclaró que así se mostraba la situación los primeros días de esta semana. "Hoy ha estado buena la cosa, porque hay varios indicativos, primero es Viernes Santo, segundo, no se come carne roja. Tercero, la calidad de nuestros productos y los precios son buenos, y cuarto, nuestra atención. Es lo que buscan las personas, por ello nos compran", aseguró.

Pérez resaltó que seguramente los clientes se "guardaron" para este día, por respeto a la Semana Mayor, "es decir, hicieron el esfuerzo para comprar pescado fresco como creyentes a la fe católica, en alusión a tiempos de reflexión, penitencia y de solidaridad", subrayó.

POR TRADICIÓN

Roselis Daza y Rosmary Daza, madre e hija, se encontraban en el Periférico de Caña de Azúcar. Su objetivo, comprar pescado fresco para cumplir con la tradición de la Semana Mayor. "Este día por respeto a todo lo que significa Jesucristo, comemos pescado, ya es costumbre en nuestra familia", dijo la dama, mientras la joven agregó "esta carne blanca tiene muchas proteínas y para estas fechas debemos guardar obediencia, por ello salimos temprano a comprar; llevamos pargo blanco (Bs.8.000.000 el kilo), el cual disfrutaremos con yuca y ensalada".

Alí Castillo Castillo compró "un buen atún", exponiendo que es tradición en su hogar comer pescado por estas fechas. "Llevo una cantidad suficiente para cubrir este día y otros más. El pescado está caro, pero se hace el sacrificio", añadió.

La señora Norbis Albuja, estaba en el Mercado Libre de Maracay, puntualizando que siempre compra pescado para el cuidado de la salud. "Pero este día es una fecha especial y no puede faltar en la mesa de mi hogar. Por ello salí temprano, observo buenas especies y veo precios accesibles en comparación a otros rubros cárnicos. Llevo un kilo de bonito por seis millones de bolívares (Bs. 6.000.000)", dijo.

PRECIOS

Durante un recorrido por los diferentes lugares donde se vendió pescado fresco en el día de ayer, se constató que los precios de las distintas especies marinas se cotizaban en divisa (dólar): 1$ = Bs. 2.200.200.

HB. | elsiglo

Loading...