Protestas en el sur de Túnez deja siete heridos

Un total de diez personas fueron detenidas en la región de Túnez, Tataouine y otras siete fueron heridas durante los enfrentamientos nocturnos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Loading...
Tunesinos volvieron a protestar

Después de que El movimiento de protesta El Kamour anunciara nuevas movilizaciones para reclamar un millar de puestos de trabajo e inversión pública.

Según la prensa local, los manifestantes continúan hoy con la quema de neumáticos para bloquear el acceso a la ciudad, a 600 kilómetros de la capital de Túnez.

Leer más: http://En Galicia multan a López por no respetar restricciones del covid-19

Estas personas trataron de acceder por la fuerza a la sede del gobierno regional con el fin de reclamar la dimisión del gobernador.

Los manifestantes lo acusan de ser el responsable de este "bloqueo", por lo que fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad, que hicieron uso de gases lacrimógenos.

AMENANZAN CON CERRAR LA REGIÓN

En un vídeo publicado en las redes sociales, el portavoz del movimiento, Tarek Haddad, amenazó con "cerrar" la región hasta la liberación de los jóvenes detenidos.

Haddad, a los que calificó de "víctimas de la represión policial, de los abusos y de la injusticia" de Túnez.

Por su parte, el responsable de la delegación gubernamental, Moncef Achour, instó a retomar el diálogo y admitió "un verdadero retraso en la puesta en marcha de los términos del acuerdo".

El movimiento de El Kamour retomó este lunes de nuevo las manifestaciones para denunciar el incumplimiento por parte del Gobierno de un acuerdo firmado el pasado mes de noviembre.

El Estado se compromete a crear 1.300 empleos en compañías estatales petroleras y de medioambiente, a invertir 27 millones de euros anuales en el fondo de desarrollo regional.

El pasado 12 de marzo, el ejército intervino para impedir el cierre de la válvula del yacimiento petrolero de El Kamour, uno de los más importantes del país.

Esto debido a que cuatro meses atrás lo hicieron, y dicha acción, le supuso pérdidas de hasta 245 millones de euros al gobierno.

VARIOS MESES DE CONFLICTO EN TÚNEZ

A principios de noviembre, el primer ministro tunecino, Hichem Mechichi, se felicitó por haber resuelto "definitivamente" el conflicto en tan sólo cinco semanas de diálogo.

Esta acción fue gracias a una delegación del Gobierno que tenía por objetivo "no volver hasta encontrar una solución final", y se comprometió a negociar mejoras sociales y económicas con cada una de las 24 regiones del país.

Poco antes, las compañías extranjeras presentes- la austriaca OMV, la británico-tunecina Oil and Gas Ventures Limited (ATOG) y la italiana ENI- reclamaron sin éxito la intervención del presidente tunecino, Kais Saied.

Estas empresas amenazaron con abandonar el país ante la falta de acuerdo, lo que habría supuesto la destrucción de más de 2.000 puestos de trabajo.

En 2017, El Kamour fue ya escenario de una movilización similar que duró más de tres meses y que concluyó con un primer compromiso del Ejecutivo para mejorar las infraestructuras y atajar el desempleo.

Desde entonces, las protestas se repiten de manera periódica en esta zona, que según las cifras oficiales aporta el 40 % del petróleo y el 20 % del gas a la producción nacional.

EFE

Loading...