Francia impondrá nuevas restricciones para evitar elegir a los pacientes

El portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal, informó este miércoles de que se ha decidido aplicar medidas más duras para frenar la virulenta expansión de la epidemia que ahoga los hospitales, y señaló que no dejarán que los médicos tengan que elegir qué pacientes tienen más posibilidades de sobrevivir.

Loading...
pacientes


Las nuevas restricciones serán anunciadas en una alocución televisiva esta noche por el presidente, Emmanuel Macron, la sexta desde que comenzó la pandemia hace un año, quien interviene en general cuando la situación es crítica.


"Una cosa está clara: Francia no abandonará a ningún enfermo, la selección de pacientes no es una opción y nunca lo será", dijo Attal en una rueda de prensa al cierre de la reunión del Consejo de Ministros y el Consejo de Defensa sanitaria.

Leer más: Cumbia colombiana y música clásica para defender la cultura en Francia


El Ejecutivo se defendió así de las críticas de una parte de la oposición y asociaciones médicas que lamentan que no se hayan tomado medidas más estrictas antes, y aseguró

Que "la clave" de las decisiones tomadas "sigue siendo la situación en los hospitales".

UMBRAL


Este martes se superó el umbral simbólico de los 5.000 pacientes en las ucis, por encima del pico de la segunda ola a mediados de noviembre, y algunos epidemiólogos han advertido de que en unas semanas se podría llegar al techo de los 7.000 de la primera ola.


Los medios locales plantea varias hipótesis sobre los anuncios, entre las que se baraja el cierre de las escuelas en los 19 departamentos más afectados en los que ya se aplica un confinamiento suave, que prohíbe los desplazamientos más allá de 10 kilómetros del domicilio.


Otra de las opciones sería la transferencia masiva de enfermos de ucis de la región parisina, cuyo nivel de ocupación es ya superior al 100 %, a otras zonas.

Del país, o de la movilización de clínicas privadas para conseguir 2.000 plazas a nivel nacional.

En este sentido, las voces a favor de un cierre en las escuelas se multiplican en el país, y concretamente en París, donde, según denunció hoy su alcaldesa, la socialista Anne Hidalgo, se han cerrado 850 clases y hay 20.000 niños que no acuden al colegio por estar enfermos, ser contacto estrecho de positivos o por temor al contagio.


"Las escuelas deben cerrar, porque la desorganización hoy es total", dijo Hidalgo en declaraciones a BFM TV. "La situación es muy grave", añadió.


La tasa de incidencia en la región parisina se encontraba este martes en 644 positivos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, superando a los 800 en algunos departamentos de la región, y, según Hidalgo, en el caso de jóvenes de entre 15 y 19 años en París es de 850.

EFE

Loading...