Practican estudios bioantropológicos a osamenta localizada en Tovar

Un equipo multidisciplinario del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses practica los estudios bioantropológicos a la osamenta localizada en horas del mediodía de este domingo en el sector Paco Tesoro del municipio Tovar, en la vía a La Victoria, con la firme intención de identificar o confirmar la identidad del ciudadano que se encontraba desaparecido desde hacía varios días.

Loading...
El cuerpo fue enterrado en la finca La Neblina

Aunque el individuo fue identificado policialmente como Federico Sumoza, de 64 años de edad, los antropólogos y demás personal del Senamecf, necesitan confirmar la identidad a través de los estudios de bioantropología.

Por tal motivo, los forenses están a la espera de los familiares y allegados de la víctima en la sede de Caña de Azúcar para tomarles declaraciones, asimismo realizar las comparaciones fotográficas.

Luego de ese proceso científico se procederá a la entrega del cadáver, el cual fue desenterrado por un personal calificado en la finca La Neblina para su cristiana sepultura.

HOMICIDAS A TRIBUNALES

Como es ya del conocimiento oficial a través de la red social en Instagram, el señor Federico Sumoza, quien trabajaba igualmente en la finca La Neblina, fue asesinado tras recibir un hachazo en la cabeza luego de una fuerte discusión con un obrero.

La discusión habría sido por una deuda, y el sujeto, identificado como Argenis de Jesús Albornoz Ruiz, de 26 años de edad, en aras de tomar venganza, ejecutó tal acción criminal.

Seguidamente buscó apoyo de un amigo, identificado como José Villegas Colmenares, de 19 años de edad, y enterró el cadáver en un paraje solitario y enmontado de la finca.

A los días, Albornoz manifestó a los familiares, quienes buscaban información sobre el paradero de su ser querido, que Sumoza había renunciado a sus obligaciones laborales y desconocía su paradero.

También el presunto homicida dio instrucciones a Villegas Colmenares para que coaccionara a los parientes de no formular una denuncia como persona desaparecida en la Delegación Municipal de Tovar.

Siguiendo el guión, el cómplice posteriormente pidió a los familiares del obrero que dejaran el caso así y no se vieran involucrados en líos con las autoridades policiales.

DENUNCIAN EL CASO

Sin embargo, los dolientes no se "cometieron en cuento chino" y se trasladaron a la sede policial en la Colonia Tovar, donde consignaron la denuncia como persona desaparecida. Con el pasar de las horas, los jefes de ese despacho giraron las instrucciones de rigor y un equipo se abocó a la investigación.

Tras varias diligencias de campo y las declaraciones de algunos testigos, los sabuesos se trasladaron a la finca y tomaron declaraciones de quienes ahí trabajaban en ese momento.

Durante las pesquisas, Argenis de Jesús Albornoz Ruiz, autor material, y José Villegas Colmenares (cómplice) entraron en contradicción, y finalmente éste último terminó confesando su participación y entregó a su amigo.

A LOS TRIBUNALES

Se tuvo conocimiento que Albornoz y Villegas serán presentados en el transcurso de las próximas horas ante un tribunal del Circuito Judicial del estado Aragua en la ciudad de Maracay.

La Fiscalía 8va del Ministerio Público, a través de los elementos de convicción, imputaría a los sospechosos de varios delitos.

Por otro lado, los allegados del trabajador pidieron justicia al juez. La muerte de Federico Sumoza no puede quedar impune. Se dice a que los presuntos responsables de ese abominable acto les esperan unos 20 años de prisión.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...