Turismo coloniero "quedó más frío que de costumbre"

Los quince días de radicalización de la cuarentena ante el repunte de los casos por Covid-19, no sólo ha afectado a gran parte de la población al mantenerlos en sus hogares, sino también a comerciantes como los de los sitios turísticos, quienes ya habían puesto "manos a la obra" para recibir a los turistas la venidera Semana Mayor.

Loading...

En este sentido, quienes trabajan en el sector productivo de bienes y servicios de La Colonia Tovar, en el municipio Tovar, informaron que un aproximado del 60% de las posadas y hoteles que se encuentran en esta parte del eje Este del estado Aragua, habían sido reservadas por los turistas para disfrutar del asueto de la Semana Santa que sería en flexibilización.

A pesar de esto, tras la decisión tomada por el Ejecutivo Nacional de implementar en el país dos semanas de cuarentena radical, estos posaderos se ven ahora en la obligación de regresar a los huéspedes el dinero de la reservación o negociar para que disfruten de su estadía una vez sea levantada dicha medida preventiva.

Pedro Castro, vendedor y agricultor de la zona, manifestó que aún cuando el sector comercial y turístico necesitaba de esta temporada, la determinación del Ejecutivo ha sido aceptada con calma y además es respaldada, ya que tal como se lo han hecho a toda la comunidad, es una medida nacional necesaria por el bienestar de todos, tomando en cuenta la gran cantidad de contagiados que se han presentado en las últimas semanas.

"Estábamos esperando con muchas ansias la Semana Santa, porque no sólo representaba ganancia, sino también que sigamos fortaleciéndonos como potencia en turismo en Aragua, sin embargo, los protocolos preventivos debieron intensificarse para mantenernos a todos saludables. Es un aspecto que muchos vemos como negativos, pero que al final es para nuestro bienestar", mencionó Castro.

Del mismo modo, María Fernández, quien es la encargada de una red de cabañas en el sector La Flecha agregó: "Esta medida nos cayó como un balde de agua fría, estábamos preparados para recibir a nuestros clientes y la norma nos hizo cambiar muchas cosas. Para el momento ya hemos conversado con los ciudadanos que contrataron nuestros servicios y en su mayoría han pedido el reembolso del dinero, mientras que los otros aseguran que utilizarían el servicio al pasar la radicalización. Claramente, se hacen ajustes, pero cuentan con toda la preferencia".

Isabel Cortez, encargada de un restaurant aseveró: "Gracias a Dios no perdimos el material para algunos platos, porque esperamos un poco que se acercara el asueto para realizar los pedidos. No obstante, si nos puso un poco triste el no poder recibir a los turistas. Este ya será el segundo año donde la Semana Mayor nos quedaremos sin prestar nuestros servicios a personas de otras latitudes".

Asimismo, Cortez resaltó que en su caso y de muchos negocios de comida, les ha resultado seguir trabajando bajo el sistema de delivery, como forma de sobrellevar los gastos del negocio y además recibir la ganancia pertinente. "No es mucho lo que percibimos con los delivery, pero es la forma de ir afrontando poco a poco la situación. Esperemos que pronto mejore", dijo.

Por otra parte, algunos ciudadanos no tardaron en agradecer las jornadas que se han llevado a cabo en el poblado por parte del gobierno regional y municipal para optimizar los servicios públicos, en especial el de distribución de agua potable, con el cual no contaban desde hace más de nueve meses.

En resumidas cuentas, los colonieros esperan pronto poder abrir las puertas del Rincón Alemán en Aragua, para seguir recibiendo a los turistas y brindarles todo a lo que están acostumbrados, donde el clima y la hermosa vista, no son las únicas atracciones.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...