"La pandemia ha generado cambios en la conducta de los niños"

La falta de comunicación y el estrés que produce el encerramiento, como parte de las medidas preventivas para evitar el coronavirus está provocando roce entre las familias y está afectando directamente a los niños.

Loading...

Así lo indicó Marisil Gómez, psicóloga clínico, quien se desempeña en el Sistema de Protección del Niño, Niña y Adolescente del municipio Lamas.

En sus palabras, Gómez indicó que desde que comenzaron a aplicarse las medidas para evitar la propagación del virus, en la que entra el confinamiento de las familias, son incontables los casos que han llegado a su consultorio, sobre todo en niños y adolescentes, quienes han alterado su patrón de conducta de forma irregular.

FORTALECER EL VÍNCULO FAMILIAR

"Cuando llegan a mi consulta y comienzan a describir los estados de ansiedad, estrés y preocupación por lo que están pasando como familia y sobre los niños, lo primero que digo es que hay fortalecer el vínculo familiar", dijo la psicóloga.

"Es importante que nosotros como pareja aprendamos a tener paciencia, que es el factor principal para sobrellevar esta pandemia, hacer más compresivos y hacernos un autoanálisis de cómo estamos tratando a las personas con las que compartimos el día a día, esposo, esposa, hermanos, tíos, primos e hijos".

EL CAMBIO ES FRECUENTE EN LOS NIÑOS

Con esta pandemia ha quedado más que claro que los niños cambian su conducta habitual producto del encierro y eso se evidencia claramente en su manera de relacionarse con otros niños.

"Generalmente el niño presenta grande niveles de inquietud, tienen dificultar para seguir normas y lineamientos, se pone respondón, no quiere hacer tareas, quiere pasar todo el día jugando y viendo televisor, lo que causa alarma en los padres porque no lo pueden controlar", detalló la psicóloga.

Al mismo tiempo que señaló que dentro de sus recomendaciones cuando se presentan este tipo de caso con los niños, es realizar una lista de deberes combinados con juegos y esparcimiento para que los niños no se sientan acorralados.

CREAR HÁBITOS DE ESTUDIOS

Otro de los grandes problemas a los que se enfrentan los padres durante el día que pasan en casa con sus hijos, es el hábito del estudio.

"Esta situación es muy recurrente en los casos que hemos manejado desde la Defensoría, ya que la rutina de estudios se vio alterada por la pandemia. Anteriormente los niños se levantaban, se aseaban, se ponían el uniforme y se iban a la escuela y allí obtenían el conocimiento, y ahora la modalidad cambió, alteró su rutina y eso ha traído confusión y es nuestro deber como padres ayudarlos".

"Lo ideal es que los padres hagan la lista de tareas, donde incluyan las actividades escolares, por ejemplo, pueden recurrir a las clases de tareas dirigidas, siempre y cuando sean pocos niños, se respete el distanciamiento social, el uso del tapabocas, el gel antibacterial, es decir todas las medidas sanitarias para evitar contraer la enfermedad", expuso.

Los padres también se han enfrentado a problemas a la hora de desarrollar las actividades escolares por falta de conocimientos. "Los padres han manifestado que a veces no pueden ayudar a sus hijos a hacer las tareas".

"La angustia de muchos niños es que no entienden a sus padres cuando le están explicando sobre todo matemáticas, entonces vienen las consecuencias donde se alteran ambos, tanto padre como el niño y se genera el roce, deteriorando la armonía familiar", detalló la doctora en psicología.

RECOMENDACIONES

Antes de dar las recomendaciones es importante dejar claro que la incertidumbre y encierro producto de la pandemia ha afectado la salud mental de los niños. Hoy son más comunes síntomas ansiosos, cambios de humor, estar más demandantes con los padres, entre otros efectos.

* Primero que nada hay que hacer una lista de las actividades que deben realizar los niños.

* Combinar las actividades escolares con la familiar.

* Fortalecer los lazos familiares pasando tiempo de calidad, compartiendo juegos de mesas, tarde de películas.

* Brindarle el apoyo y la seguridad a sus hijos, si no sabe como ayudarlos pida ayuda.

La expansión del Coronavirus está impactando negativamente en las economías más avanzadas, pero podría tener consecuencias especialmente devastadoras en los países menos desarrollados, donde los sistemas de salud son más frágiles.

IRIOS MÉNDEZ | el siglo

Loading...