"Consagraron sus vidas al servicio de la humanidad"

El doctor Ramón Rubio, presidente del Colegio de Médicos del estado Aragua, tiene entre sus documentos uno muy especial, que si bien dentro de su orden lo trata con mucho cuidado, también es cierto, le ocasiona mucho pesar al momento de repasar lo que tiene puntualizado.

Loading...

Busca la manera de no llamarlo lista, y trata de no hacerlo por respeto, en consideración a lo que tiene registrado en dicho documento.

Su deseo no es leer como si ofreciera un balance cuantitativo simplemente o se tratara de un parte bélico, porque generalmente los médicos no ejercen el ejercicio bajo una narrativa de guerra. "Aquí tenemos los nombres de hombres y mujeres de nuestro gremio que lamentablemente fallecieron como consecuencia del contagio del coronavirus o la sospecha de síntomas del mismo", expresa.

Rubio que se caracteriza por hablar con fluidez, toma su tiempo para ofrecer las identidades de los profesionales de la medicina, aunque primero reflexiona "ya tenemos doce meses cumplidos de esta terrible pandemia, siendo el sector salud, sobre todo el gremio médico, uno de los más golpeados".

Como hermano de vida y de profesión, el presidente del Colegio Médico de Aragua lee con pausa cada nombre: Anselmo Rosales, Edgar Montejo, Marina Herrera, Edith Lugo, Nick Moncada, Frank Eduardo Rodríguez, Elsa Luis Toro, Carlos Del Nogal, José Piñero, Margarita Forero, Luis Bermúdez, Euro Rincón Bracho, Álvaro Corredor, José Torres Salas, Víctor Lugo, Giussepe Di Pascuale, Agustín Poleo y Adelaida Pérez.

"Estos son nuestros colegas que lamentablemente fallecieron a causa de este virus maligno", menciona, y afirma, que a todos sin excepción, el mejor reconocimiento es recordarles por su vocación, reconocida en todos los espacios de la región, porque realmente cumplieron con su juramento, al atender tantos pacientes con diferentes enfermedades, ellos "consagraron sus vidas al servicio de la humanidad".

- Fueron dignos y dieron ejemplo como médicos y personas - agrega Rubio. "Tuvieron un fuerte componente científico de preparación profesional, pero también, mucho de esa parte humanista que ha caracterizado al venezolano como profesional de la medicina, reconocido incluso en todo el mundo", enfatiza.

MÁS DE 350 MÉDICOS MUERTOS

El doctor Rubio indica que durante la pandemia, en Venezuela han muerto cerca de 350 médicos, y en Aragua, se han registrados 18 decesos, de los cuales, 15 han sido confirmados como positivos del virus. "La mayoría de los fallecidos han sido del ejercicio público y privado, médicos de experiencia", acota.

Doctora Margarita Forero

- Hay casos muy conocidos, por ejemplo, un cirujano destacado, el doctor Nick Moncada, apreciado por la colectividad aragüeña; la doctora Marina Herrera, el doctor Francisco Rodríguez, el doctor Carlos Del Nogal, este último quien fuera director del Centro Médico de Cagua. De igual manera los doctores, José Torres Salas, quien murió en Perú, y Giussepe Di Pascuales, que falleció en México.

Doctora Marina Herrera

Todos nuestros médicos - continuó Rubio - de gran experiencia, que se ganaron el cariño, tanto de sus pacientes y colegas. "Sin excepción, tenían esa calidad humana que los caracterizó, característica que se refleja en todos los médicos del país, además de esa vocación por servir, que incluso, no nos hace estimar consecuencias a la hora de atender a un prójimo enfermo, poniendo en riesgo la propia vida", puntualizó.


Doctor Nick Moncada

Como presidente del Colegio Médico de Aragua, dice Rubio, se le rinde un sentido homenaje a todas estas personas, "hermanos, colegas y amigos", y en honor a ellos, "es que insistimos, que las medidas de prevención, sobre todo en nuestros centros hospitalarios y ambulatorios, tanto públicos como privados, tienen que reforzarse".

Doctor Edgar Montejo

Por lo anterior, el doctor Rubio envió dos claros mensajes. El primero, a todos los hombres y a las mujeres en ejercicio de la medicina, de valorar todas las medidas de bioseguridad, al momento de atender a un paciente. El otro, al gobierno nacional, que con la responsabilidad constitucional que debe asumir, tiene que ser garante de la protección de todo el personal médico y sanitario del país, en especial, los del sector público, "e incrementar un plan de vacunación que abarque a todo el personal, sin distinción y sin ningún signo de discriminación", concluyó.


Doctor Giussepe Di Pascuales

A la memoria de los médicos fallecidos, todos los aplausos para agradecer su sentido de servicio en el estado Aragua por tantos años, pero también, en virtud de reconocer sus esfuerzos, comprometiendo incluso sus vidas, se trae a colación el juramento hipocrático que cumplieron dignamente: "Prometo solemnemente consagrar mi vida al servicio de la humanidad, otorgar a mis maestros el respeto y la gratitud que merecen, ejercer mi profesión dignamente y a conciencia, velar solícitamente, y ante todo, por la salud de mi paciente, guardar y respetar el secreto profesional, mantener incólume, por todos los medios a mi alcance, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica, considerar como hermanos a mis colegas, hacer caso omiso de credos políticos y religiosos, nacionalidades, razas, rangos sociales y económicos, evitando que se interpongan entre mis servicios profesionales y mi paciente, mantener sumo respeto por la vida humana, desde el momento mismo de la concepción y no utilizar -ni incluso por amenaza- mis conocimientos médicos para contravenir las leyes de la humanidad. Solemne y espontáneamente, bajo mi palabra de honor, prometo cumplir lo antedicho".

HB- el siglo

Loading...