"Es una enfermedad que te agarra sin previo aviso"

Karla González nos relató la experiencia de tener Covid-19, la enfermedad que azota al mundo entero actualmente, y que en un rincón de Maracayllegó al cuerpo de esta educadora. "Los síntomas se presentaron en mi con mucha fiebre constante en un aproximado de tres días y dolor en el cuerpo", nos contó.

Loading...
Karla González

Ante tales síntomas - indicó González - los tomé como un síndrome viral, sin darle mucha importancia. Con el pasar de los días los malestares se agudizaban cada vez más.

De seguida se encendieron las alarmas sobre su estado de salud; "ya no sólo era el cuadro febril y el dolor del cuerpo, poco a poco se iban sumando más patologías como pérdida de olfato, gusto y deficiencia respiratoria".

Desde su experiencia, la profesora comentó que a las "personas con problemas de tensión se les dificulta la recuperación; esto es una enfermedad que te agarra sin avisar, desde el primer momento me tumbó la fiebre y lo que se me venía a la mente era: cómo sucedió, dónde lo agarré. Siempre tomaba medidas de seguridad y sin embargo, analizaba y me ponía a pensar en qué sitio me contagié".

Asimismo, González aseveró que "lo primero que hice fue mantener la calma y tener fe en Dios, que es el único que nos levanta, es la mejor medicina para la salud, sentí mucho temor por mis niñas, para no contagiarlas".
En vista del peligroso desarrollo de los síntomas, acudió al centro de salud y fue diagnosticada con Covid-19, decidiendo mantener la discreción sobre su contagio en el marco vecinal y familiar.

RESCATE NATURAL

"Quizás para muchos no es muy creíble, pero la manera en la que me curé y salvé del coronavirus fue con la medicina natural, sin menospreciar, los medicamentos farmacéuticos y de laboratorio", aclaró.

Insistió en que ambas opciones, la natural y la científica, hacen buen equipo, desde los guarapos de malojillo con limón hasta los antibióticos que recomiendan para este tipo de situaciones.

Con respecto al tema, González resaltó, "desde un primer momento mi esposo empezó a darme guarapos bien caliente, poleo, malojillo, limón, eso me ayudó bastante, el desespero se apodera de ti cuando no puedes respirar y llegas a tener miedo de la situación. Lloraba y en el CDI me hacen una prueba de oxigenación y estaba normal, allí me ayudaron a hacer respiraciones y me calmé bastante".

Siguió explorando opciones de medicina natural, llegando a la receta de aspirina con limón, dando testimonio de su efectividad y preparación. "Se calienta el agua, se pica el limón en cuatro, se tritura la aspirina y se echa al agua caliente, es una bebida fuerte y amarga, pero hasta allí llego el Covid en mi vida, a partir de allí empecé a sentirme mejor, sólo me costó bastante la recuperación del olfato y el gusto".

Finalmente, Karla González dio gracias a Dios por haber superado esta amarga experiencia, confiada en Dios y en la combinación de la medicina natural y científica, así como en el chequeo permanente de su cuadro post-viral, dispuesta a regresar a la vida con el mismo entusiasmo de antes.

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo

Loading...